Un lugar en el círculo

Mas allá de lo claro que podamos tener el proceso global, planetario, evolutivo, que estamos recorriendo; el hecho es que en el plano individual siguen sucediendo eventos inesperados, siguen apareciendo problemas o conflictos de dificil resolución.

Mantener la calma y poner en perspectiva el problema durante esos momentos puede resultar arduo y agobiante. A veces, parece imposible. En mi sentir, creo que existe una sola manera de enfrentar esas situaciones sin perder la cabeza y es alcanzando conciencia sobre su propósito superior.

Es decir, entender el «para que» profundo de ese problema o conflicto, el motor que lo mueve a aparecer en nuestra vida, la razón real detrás de la apariencia. No me refiero a la causa o al responsable, me refiero al destino final hacia donde nos conduce.

Una situación problemática puede tener como propósito limpiar nuestro entorno de determinado elemento que es tóxico para nosotros aunque no nos demos cuenta, o enseñarnos un nuevo comportamiento que ignoramos, o permitirnos decsubrir un talento oculto que en el futuro resultará esencial, o ayudarnos a desprender una capa de nuestra identidad que ya estamos listos para abandonar, o alcanzar una comprensión mejor de nosotros mismos…en fin, las alternativas son infinitas.

Lo esencial es que cada cosa que nos pasa tiene un lugar en el círculo de nuestra existencia, una medicina única, al igual que cada piedra, cada criatura viviente, cada montaña y cada estrella en el cielo tienen una medicina única. Cada suceso, agradable o no, esconde un tesoro. Reconocer esto trae alivio al alma dolorida que atraviesa una situación dificil.

Identificar el propósito detrás de cada situación puede parecer difícil al principio, pero como todo en la vida, es a través de la práctica que se alcanza el resultado.

Comienza por afirmar, ante cada evento que parece negativo, que aunque aún no lo veas, sabes que es para tu beneficio. Esa confianza abrirá las puertas a una conciencia mayor, y definitivamente te ayudará a ver con claridad de que manera ese específico suceso ha venido a bendecirte con sanación, purificación o crecimiento.

Tambien puedes probar la mirada retrospectiva. Tomar cada evento supuestamente negativo de tu pasado y rastrear -con objetividad- que consecuencias liberadoras o expansivas trajo a tu vida.

Cada paso que des en el desarrollo de esta claridad de conciencia, se convertirá en paz mental y calma emocional para enfrentar cada nuevo desafío que se presente en tu camino.

Bendiciones del Espíritu para todos!

Flavia Carrión

Esta entrada fue publicada en Trabajo Interno y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un lugar en el círculo

  1. Rebeca Astrid Alfaro dijo:

    El momento es justo. Gracias por ayudarme

  2. cecilia dijo:

    Gracias por tu generocidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>