¿Se puede tener éxito en todo?

hook-hopeCada vez que proyectamos algo grande, que deseamos algo que realmente nos importa, cada vez que deseamos e intencionamos algo que queremos tener o hacer, la voz de nuestro pequeño monstruo interno (el parásito mental), responde en forma temerosa toda clase de cosas.

Quizás crea que nos protege de eventuales desilusiones en caso de no llegar a concretar nuestros objetivos, la cuestión es que esa voz insiste en que no es posible.

Muchas veces, el mensaje del pequeño parásito parece basarse en verdades de realismo universal, que cuando las observamos de cerca muestran carecer de fundamento.

Por ejemplo, muchos de nosotros hemos tenido que luchar contra la arcaica idea de que existe determinada compensación en el Universo que provoca que si tenemos éxito en un área, indefectiblemente nos irá pésimo en otra.

Lo decían las abuelitas: «afortunado en el juego, desafortunado en el amor» y esa mirada supersticiosa de la realidad imponía la «regla de las compensaciones».

Según dicha regla no se podía ser feliz en todas las áreas de la vida, ya que cada logro en un tema implicaba un sacrificio en otro.

Heredamos esta creencia de una antigua manera de percibir al mundo, que consideraba las circunstancias de las personas como resultado de uno de dos factores: el capricho de una autoridad arbitraria que exige sacrificios o un destino inexorable  que clasifica entre «nacidos con o sin suerte».

Esta manera de ver la realidad, este modelo que rigió la vida de muchas generaciones anteriores a nosotros no es ni bueno ni malo, sencillamente ya estamos listos para trascenderlo.

Cuando estamos en contacto con nuestra percepción interna de lo divino, con la presencia del Espíritu dentro nuestro, pronto descubrimos que esa regla y el consecuente mensaje de nuestro parásito mental al respecto son falsos.

Lo que logramos o no en la vida, lo que se presenta en nuestro mundo externo, no es independiente de nosotros, no es autónomo. Es nuestro reflejo, la consecuencia directa de nuestro estado interno. No existe otro secreto.

Por eso, los resultados que podríamos llamar externos, nuestros «éxitos o fracasos», no pueden jamás estar condicionados por alguna clase de balance entre lo que pedimos y lo que resulta «económico» para el Espíritu. El Universo que crea billones de estrellas en un instante no puede verse limitado en lo que respecta a nuestros proyectos.

No existe una contabilidad cósmica. Existe abundancia infinita. La única condición es la que pone nuestro pensamiento. Lo único que se interpone entre nuestro sueño y su concreción es nuestra Fe.

Fe essaltar2 creer incondicionalmente. Fe es hacer oídos sordos a la irritante voz que dice «algo malo podría pasar». Fe es confiar en la percepción interna del amor divino. Fe es aceptar que el Gran Espíritu es un movimiento en continua expansión dentro del cual navegamos…solo que a veces…interrumpimos con nuestros miedos ese permanente e incondicional florecimiento…

…y ahi es donde bloqueamos el fluir de las bendiciones y hacemos entrar las pesadillas a nuestro mundo.

Cree en ti. Cree en tus posibilidades. Cree en la energía amorosa que te conduce, y antes de lo que piensas, nuevas y maravillosas circunstancias rodearan tu vida con alegría.

©Flavia Carrión

flaviacarrion@gmail.com


Visita nuestra web y conoce los recursos que ponemos a tu disposición para una vida feliz

Escuela de Espiritualidad Natural

charla

Esta entrada fue publicada en Nuevo Paradigma y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Se puede tener éxito en todo?

  1. Carlos Abel Gutierrez C. dijo:

    Doctora Flavia:
    Realmente expectaculares todos sus articulos, no mecanso de leerlos una y otra vez,
    pero lo que importa no es su lectura, sino aplicar su contenido a nuestro diario vivir,
    al hacerlo se siente el alivio en nuestro espiritu, la paz y la armonia en nuestro corazón.
    Felicitaciones Doctora Flavia..
    Carlos Abel.

  2. Lucila Mabel Duyos dijo:

    Flavia,nuevamente gracias!
    Taslado este aporte a mi muro,realmente es una transmision muy valedera y siento que es muy bueno re transmitirlo que se coloque en su lugar Natural en nuestras Vidas! IN LACK’ECH hermana!

  3. Lili Vega dijo:

    Flavia !!!

    Muchas gracias, es muy lindo y muy cierto lo que escribìs, realmente me conectò nuevamente con mi esencia…………te agradezco muchìsimo, un abrazo !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>