¿Para que suceden las crisis?


crisisCrisis, situaciones de quiebre, rupturas, desenlaces no deseados… ¿cuantas veces nos desesperamos y nos sentimos abandonados cuando esto sucede?

Pero ¿y si las crisis fueran -a veces- la única forma de que disponemos para descubrir nuestro potencial y  desarrollarlo en forma plena?

En la montaña, la piqueta del geólogo descubre los tesoros debajo de la roca dura. El huevo se rompe para dar nacimiento a la nueva vida. Una situación dolorosa revela nuestra fuerza dormida y la pone a nuestra disposición para nuevos proyectos.

La gran pregunta es: ¿cómo hacer para que durante la crisis podamos descubrir esos tesoros ocultos que nos promete?

La sabiduría ancestral nos enseña que existen 3 propósitos subyacentes en las crisis. Vamos a explorarlos y a encontrar pautas prácticas para que conocerlos te ayude a transitar la crisis de manera mas conciente.

1. Facilitar la llegada de lo nuevo

Aunque al principio cueste verlo, cada crisis responde a la necesidad de ajustar nuestras circunstancias a los objetivos que nos hemos propuesto.

Por ejemplo, una persona que ha decidido cambiar de trabajo por uno en donde pueda expresar mas sus talentos creativos o tener mas libertad de decisión, puede ver la llegada de una súbita -e inesperada- crisis con su empleo actual.

De alguna manera, las circunstancias responden a una especie de pedido inconciente de que necesitamos ese cambio. Probablemente, si no sufriéramos esa crisis, postergaríamos la decisión mas allá de lo aconsejable.

La crisis nos revela que ya estamos listos para el cambio.

Ante la crisis, formula la siguiente pregunta:

¿Cual es mi propósito actual? ¿Que he estado «pidiendo» a la realidad?

2. Activar las cualidades necesarias 

Siguiendo con el ejemplo anterior, supongamos que la persona necesita también activar ciertas cualidades personales para que el desarrollo de su nueva forma de trabajo resulte exitosa y plena: poder personal, claridad comunicativa, desapego, etc.

La llegada de una crisis en cualquier otra área (vínculos interpersonales, salud) le puede parecer desconectada de su proyecto actual y sin embargo, le permite descubrir que posee esas cualidades pero que necesita activarlas, mejorarlas y profundizarlas.

Toda la situación ha constituido un entrenamiento. Posteriormente resultará que esas cualidades serán decisivas para su éxito en el proyecto que se ha propuesto. 

La crisis nos revela las cualidades que poseemos y nos permite activarlas.

Ante la crisis, formula la siguiente pregunta:

¿Qué cualidades necesito para la plena realización de mi propósito actual? ¿De que manera la presente crisis me permite desarrollar esas cualidades?

3. Descubrir quienes somos

Mas allá de los propósitos puntuales que motivan nuestras acciones cada día, existe un propósito macro, que es el de nuestra vida en escala mayor.

Aunque muchas veces no somos concientes de esto o no tenemos demasiada claridad acerca de «para que hemos venido», lo cierto es que cada uno de nosotros dejará un legado, un aporte, una huella en la comunidad planetaria.

Si miras tu historia personal en retrospectiva, descubrirás que muchas de las situaciones que en su momento parecían agujeros sin salida fueron, en realidad, puertas que se abrieron para alcanzar una versión mas auténtica de ti mismo.

La crisis nos muestra quienes somos en realidad.

Ante la crisis, formula la siguiente pregunta:

¿En que otro momento de mis historia personal experimenté una crisis similar? ¿Que nueva forma de ser yo mismo se reveló entonces ante mi? 

Finalmente, integrando los 3 aspectos llegarás a una fascinante conclusión, la misma que todos los maestros de la sabiduría ancestral han alcanzado:

que estamos aquí para ser felices, mientras hacemos una contribución única al mundo en el que vivimos…

y que cada episodio de nuestra vida está diseñado, para que logremos esto con facilidad y en plenitud.

Flavia Carrión

Antropóloga, escritora y comunicadora de sabiduría ancestral aplicada. contacto@flaviacarrion.com.ar

separador

Suscríbete a nuestro newsletter!
****************************
Conoce nuestras Próximas actividades

Esta entrada fue publicada en Sabiduría Ancestral, Tips para el cambio, Trabajo Interno. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Para que suceden las crisis?

  1. Lau dijo:

    Hermoso Flavia! Muchas gracias…

  2. Carmen dijo:

    Que sabiduría Flavia!! si tomaramos nuestros fracasos en oportunidades de crecimiento espiritual , no sufririamos tanto.
    Abrazo de Luz

  3. Elba Engler dijo:

    Cada artículo que escribes y recibo, aclaran mi entendimiento, elevan mi alma. comprendo más la vida que me ha tocado, y agradezco ,siempre, poder estar en tu camino. Gracias, gracias, gracias.

  4. Germán Arias dijo:

    Considero que las crisis nos «acechan» y eso es exactamente lo que se necesita para crecer. El dolor es un gran guía que uno intenta alejar sin pensar como evolucionar a través de él, ya sea una dolencia física como una profunda angustia, la que se puede llegar a vivir cuando estamos pasando una crisis.
    Pero no podría negar que sin dolor mi cuerpo se acostumbraria o tal vez yo aceptaría esa quietud como lo aceptable, adecuado, normal o lo que necesito en mi vida y es muy probable que uno no tome ciertos cuidados sobre si cuerpo físico y espíritual si nada lo pone a prueba, si nada lo motiva.
    La crisis es lo irremediablemente punzante que debemos aceptar, que es necesario un cambio, que la vida como estaba siendo vivida ya nos queda corta.
    Así como una enfermedad nos indica que nos hemos olvidado de nuestro cuerpo y alma para dedicarnos a la rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>