La verdad que nos han ocultado

verdadLa Espiritualidad Natural es una forma de conectar con lo sagrado basada en la Naturaleza.

Despierta en nosotros algo que ya está ahí: una conciencia espiritual que es natural en nosotros.

Es esa parte ancestral que vive en nuestra alma. Esa esencia que a pesar de los procesos históricos y las dinámicas de separación, sigue sintiendo lo mismo ante la contemplación de la Naturaleza y las experiencias ceremoniales: una profunda conexión con Todo, la certeza de que vivimos en un Universo Unificado, la paz de que todo tiene su lugar y sentido, incluso nosotros, incluso nuestras sombras, incluso lo que alguna vez llamamos errores.

Nuestros ancestros comunes, cuando iniciamos nuestra aventura de "ser humanos".

Nuestros ancestros comunes, cuando iniciamos nuestra aventura de “ser humanos”.

La Espiritualidad Natural no consiste en la copia o transferencia de lo aborigen a nuestra vida actual. No imita lo indígena. Recupera lo indígena que está en el interior de cada ser, porque todos somos nativos de la Tierra, y en nuestra sangre hay un ADN compartido, que nos ayuda a recordar que todos, absolutamente todos los seres humanos tenemos ancestros comunes, que anduvieron por África hace cientos de miles de años, y que un día dejaron ese hogar para desparramarse por el mundo sembrando diversidad, una diversidad que no llega a opacar la verdad que ya nadie puede ocultarnos: que somos parte de la misma familia.

Los que practicamos Espiritualidad Natural, buscamos formas creativas de recordar esa verdad, de activar todas las oportunidades que ella ofrece y de dar cauce al enorme poder que trae aparejado descubrir quienes somos realmente.

circuloSabemos, sentimos, soñamos, que algún día, este camino nos volverá a reunir, y todas las heridas serán sanadas, y juntos podremos llevar a este hermoso jardín azul que viaja por el Cosmos, a un modo de vida que permita la felicidad de todos los seres.

Flavia Carrión

Directora de la Escuela de Espiritualidad Natural

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Como activar el agua para el altar

altar otoñoMuchas personas tienen un altar en su casa: un espacio donde ubican sus objetos especiales, aquellos que les recuerdan lo sagrado en ellos mismos y el Universo.

Los altares muchas veces poseen figuras religiosas en él, pero no es necesario formar parte de ninguna religión para tener un altar. Lo sagrado está en todo y es tu atención amorosa la que sacraliza un espacio. Lo mas importante es que nos recuerda la fuerza de nuestras intenciones como creadores y el amor que debe guiar cada uno de nuestros pasos.

En Chamanismo Integral utilizamos un altar que nos recuerda las 7 direcciones de la energía y las fuerzas de la Naturaleza que nos acompañan, pero cualquiera sea la tradición espiritual que sigas, un altar es un espacio maravilloso para conectar.

Si tienes un altar en tu casa, en este artículo te enseño algunas formas especiales de utilizar el agua. Si conoces personas que practican ceremonias ancestrales, es buena idea acercarles este artículo. 

Ten presente, que el agua nos recuerda nuestro mundo emocional. Nuestras lágrimas son agua, nuestra sangre es agua, y nuestro cuerpo está compuesto fundamentalmente por agua. Las emociones impregnan el agua y la cargan en la dirección de esas emociones.

Si ubicas un recipiente con agua en tu altar, estás activando tu mundo emocional, por eso es importante consagrar esa agua al propósito que esté alineado con tu búsqueda de desarrollo actual.

Aquí te ofrezco algunas recomendaciones:

medit agua1. Recuerda que el agua es sagrada. Es el elemento de la vida, nuestro cuerpo es agua y de ella venimos todas las especies. La Gran Abuela Océano es el hogar originario. La lluvia nos colma de bendiciones, asegura las cosechas, da de beber a nuestros niños.

2. El agua tiene muchos usos dentro de las ceremonias ancestrales. En Chamanismo Integral, el agua es parte fundamental de nuestras ceremonias y se utiliza para limpieza energética, consagración y lectura oracular. Explora tu mism@ para descubrir todos los tesoros que ofrece el trabajo mágico con el agua.

3. Agua de mar. Cuando puedas, consigue agua de mar. Para la cosmovisión ancestral, es el agua mas pura de todas. Como dijimos, la Gran Abuela Océano es nuestra antepasada mas antigua. Si haces una visita al mar, junta un poco de agua de mar en una botella. Agradece desde el corazón antes de irte (ver mas abajo otras ofrendas de agradecimiento).

Si no tienes agua de mar, puedes crearla agregando un poco de sal marina al agua común. Este tipo de agua es aplicable a rituales de limpieza energética y para despejar energías tóxicas.

agua4. Agua lunar. Es el agua consagrada a la energía de la luna y es aplicable a los rituales de percepción, como los que rodean la lectura de oráculos, tarot, runas o interpretación de sueños.

Para crearla, solo tienes que dejar un cuenco con agua a la luz de la luna llena toda una noche, colocando un objeto de plata dentro del cuenco (al otro día, lo retiras).

5. Agua solar. Es el agua consagrada a la energía del sol y es aplicable a los rituales de transformación, activación y motivación para el cambio. Para crearla, dejas un cuenco con agua al sol con un objeto de oro en su interior.

Una variante es el agua solarizada de colores. Por ejemplo, puedes colocar agua en una botella de color azul, dejarla al sol algunas horas y tendrás un agua muy apta en procesos de soltar el pasado.

6. Agua de lluvia. Los días de lluvia es buena idea recolectar el agua que el Cielo nos regala. Esta agua es aplicable a rituales de fertilidad, abundancia y crecimiento de proyectos.

7. Agua de tormenta. Si la lluvia es de tormenta, esa agua se aplica mejor a rituales donde es necesaria una dosis extra de energía, por ejemplo, cuando lo que se busca es generar nuevas oportunidades, desbloquear situaciones o derribar obstáculos.

8. Agua de cascada. Refrescante en todos los sentidos. Si estas visitando una cascada, puedes guardar un poco de esa agua para rituales de purificación o donde el poder de los elementales del agua sea necesario.

9. Agua de rocío. Requiere mas cuidado y detalle, porque habitualmente solo podrás encontrarla en las hojas, de a gotas. Debes buscarla bien temprano a la mañana.

Es ideal para rituales de belleza y sanación. La sabiduría ancestral hawaiana considera al agua de rocío la fuente de todas las medicinas.

10. Agua de lugares sagrados. Muchas personas agregan al agua de sus rituales algunas gotas de aquella que viene de lugares especiales, que alguien -generosamente- les ha traído. Es entendible que pensemos que esa agua tiene propiedades especiales pero no olvides que el agua es ante todo un elemento altamente receptivo que absorbe todas las energías, emociones y pensamientos de las personas que la han manipulado.

Utiliza esa agua “especial” solo si estás completamente segur@ de que no ha sido cargada de energías disonantes durante su viaje hasta tus manos.

gaviotaUna ultima observación acerca del agradecimiento. Puedes hacer una ofrenda al espíritu del agua según tu tradición o las formas que hayas aprendido. Todo lo que se agradece desde el corazón, fluye.

Pero además, en mi opinión, el mejor agradecimiento es hacer algo concreto por cuidar y sanar las aguas de nuestro planeta, por ejemplo, colaborando con alguna organización de cuidado del medio ambiente, generando conciencia o -sencillamente- modificando alguno de nuestros hábitos para convertirnos en auténticos Guardianes del Agua.

Sin ella, no hay vida posible.

Flavia Carrión

fc@flaviacarrion.com.ar

separador

Si deseas aprender a armar tu altar y ceremonias sencillas para reconectar con tu ser auténtico, la Naturaleza y lo sagrado, explora nuestros Talleres y Cursos de Chamanismo Integral.

tallerescuela@espiritualidadnatural.com

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Enseñanzas de la hoja de coca

hoja coca 1La hoja de coca, planta sagrada andina… cuantas cosas nos enseña!

Cuando en el año 2000 transité mi formación en chamanismo andino, tuve la bendición de contar con un maestro peruano, Don Ángel, que era yatiri; es decir: un visionario que leía la hoja de coca para responder preguntas de sus consultantes.

Yo había conocido ya el poder medicinal de esta divina maestra de la Tierra, y había participado como consultante en lecturas, allá por el norte, años atrás, pero ahora me interesaba aprender.

Don Ángel, con infinita paciencia, me brindaba desde hacía unos meses, unas horas semanales de su tiempo para enseñarme cosmovisión y ceremonias, y un día me transmitió la forma tradicional de leer los mensajes en las hojas.

Tomé notas, con el cuaderno y con el corazón, y muy contenta me fui a mi casa.

Sin embargo, al intentar leer yo misma esos mensajes, la perspicacia del maestro no estaba para ayudarme y me sentí perdida.

Acudí a la siguiente clase un poco desilusionada.

Me parece que no me sale esto de leer la hoja de coca, Don Ángel“, le dije. “¿Podríamos pasar a otro tema?

No.”, respondió muy firme, “Vaya a su casa y siga practicando. No vuelva hasta que le salga.

Pasaron semanas. Yo pasaba de la tristeza por la dificultad de la tarea al enojo conmigo misma por el vacío que se me presentaba cuando soltaba las hojas sobre el aguayo, siguiendo la técnica aprendida. Sentía que nunca, nunca, nunca sería capaz de lograrlo, e intentaba por todos los medios pasar a otra cosa, seguir con otro tema que me resultara mas fácil.

hoja coca 2Y lo llamaba a Don Angel o acudía a su consultorio para tratar de convencerlo, pero no, el no quería negociar de ninguna manera con mi capricho de saltearme la materia difícil.

Finalmente, una tarde, en mi cuarto, después de hacer ceremonia y cerrar todas las fuentes de distracción, me senté en mi cama, tomé entre mis manos el puñado de hojas, las acerqué a mi cara, olí bien fuerte su aroma, escuché el susurro de su roce verde, me impregné en su energía, las puse cerca de mi corazón y con toda la fuerza de mi alma les pregunté:

¿Que es lo que quieren mostrarme?

Y entonces vi. Vi con claridad los años anteriores a ése, las luchas, los miedos, los conflictos, los choques y tropiezos. Y vi con nitidez cómo ante cada desafío había seguido adelante espantando el horror con espasmos de trabajo, esfuerzo y olvido forzado; casi sin detenerme a respirar, sin detenerme a reflexionar, sin reconocer en mi misma a la creadora de esos problemas. 

Y vi como en ese impulso ciego de seguir “con otro tema“, “pasar a otra cosa“, andando sin mirar, sin volverme consciente de mis patrones y trucos automáticos, estaba la causa de que los desafíos se repitieran con dolor inexorable.

Debía parar, dejar de barrer los restos del naufragio debajo de la alfombra y preguntarme como había llegado a estrellarme contra las rocas.

Respire profundo.

Dispuse las hojas sobre el aguayo, para comenzar una lectura.

Poderosa medicina la de la hoja de coca, que -incluso antes de leerla- ya nos ilumina con su respuesta.

Recién entonces, pude comenzar a leer sus mensajes. 

Flavia Carrión

(Este texto forma parte de mi próximo libro, donde te contaré muchas cosas sobre este camino espiritual que compartimos y sobre los maestros que encontré en ese camino. Muchas gracias por leer)

separador

 

Ingresa para conocer la página de la Escuela de Espiritualidad Natural

sahumadora-mano

escuela@espiritualidadnatural.com

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No podemos seguir así

3667690_origLos seres humanos no somos como se muestra en la tele.

Lo que sucede es que no estamos hechos para vivir en las condiciones en las que vivimos.

No estamos hechos para vivir hacinados en lugares donde ya no entra la luz del sol, viajar apretados en tumbas rodantes que circulan por calles atestadas y trabajar 8 o mas horas en cubículos asfixiantes.

No estamos hechos para que nos uniformen y etiqueten. No estamos hechos para comer apurados. No estamos hechos para trabajar de lo que no nos gusta. No estamos hechos para organizar nuestra vida según un calendario artificial. No estamos hechos para que nos digan a quien podemos amar y a quien no.

No estamos hechos para vivir en comunidades tan absurdamente grandes que uno no conoce a los vecinos y mucho menos a sus gobernantes.

ffJutuoLo que pasa es que nos han domesticado desde muy chiquitos para que aceptemos eso y creemos que es así como son las cosas, pero no. Es una gran equivocación global. Y deriva en una enorme fantasía colectiva: creer que se puede seguir jugando este juego y pensar que la solución es seguir dando vueltas en la rueda de hamsters en la que estamos, solo cambiando cada tanto a los que nos dan de comer, a quienes seguimos validando con nuestra falta de acción. Y mientras tanto, destruyendo a velocidad supersónica el planeta en el que vivimos.

Los seres humanos hemos nacido para vivir en conexión con la Naturaleza, en comunidades donde cada quien puede ser él mismo y a la vez hacer una contribución significativa a los demás, y donde se elige al líder mirándolo a los ojos, se consensúan las decisiones y se resuelve teniendo en cuenta la supervivencia de todos, incluyendo la Naturaleza y sus criaturas.

Unofficial-Earth-Day-flagY a quienes me dicen que no se puede, les digo que lo que no se puede es seguir viviendo como estamos, así que, no sé, muchachos, algo hay que hacer.

Romper todo no me parece la solución, pero entiendo de donde viene el enojo. Viene del hecho de ser hamsters en una jaula. Enfermos de cuerpo, y alma, hemos olvidado lo valioso, hemos olvidado que el otro somos nosotros, hemos olvidado que nadie tiene por que sufrir una existencia de miseria en un planeta increíblemente abundante, que nadie tiene por que sufrir condicionamientos a su forma de ser porque la diversidad es lo que hace rica a nuestra especie.

Y como nos olvidamos de eso, nos castigamos a nosotros mismos alejándonos de nuestros sueños y nos torturamos entre nosotros sin consideración alguna. Y lo peor: hemos olvidado que detrás nuestro vienen nuestros descendientes y que tenemos con ellos la responsabilidad de dejarles un hogar donde se pueda vivir en paz.

No estamos hechos para estar como estamos.

Estamos hechos para vivir en libertad, en conexión sagrada con el Universo, en las condiciones dignas que nos merecemos. Y eso no se hace rompiendo, porque los que manejan el juego reparan la jaula y te vuelven a meter adentro, ¿te olvidaste?

Crear una nueva sociedad se hace aplicando nuestro don esencial, ese que no nos puede sacar nadie: la creatividad.

Espero que no nos hayamos olvidado de eso también.Revolution

Flavia Carrión

fc@flaviacarrion.com.ar 

mini instagram

https://www.instagram.com/flavia_carrion_escribe/

Ya existen muchas comunidades sustentables en el mundo.

Ya existen muchas comunidades sustentables en el mundo.

(Para quien esté interesado en conocer algunas de las cosas -simples, fáciles, pero muy trasformadoras que se pueden ir haciendo-, les recomiendo leer esta nota: http://www.flaviacarrion.com.ar/espiritualidadnatural/?p=4466 )

 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Guía de rescate para quienes no pueden decir “no”.

no

 

¿Eres de aquellas personas que dicen a todo que si?

¿Te sucede que dices que SI y después te arrepientes?

¿Vas al rescate de los demás como un héroe de cuento para después descubrir que para hacerlo te dejaste de lado?

Bueno, no estas sol@…

A muchos de nosotros nos han enseñado que hay que ser siempre los mas amables, los primeros en responder a las demandas del otro, los mas sacrificados…

Y nadie nos explicó que había que equilibrar eso cuidándonos bien, atendiendo a nuestras propias necesidades o modulando entre lo que se nos pide y lo que realmente podemos y queremos hacer.

Hace muchos años, yo tenía una jefa cuya costumbre era llamarme por teléfono a mi casa, fuera del horario de trabajo, unas cinco veces por semana, en estado de alarma y agresividad, indignada por algún pequeño error del que yo -supuestamente- era responsable.

Fuera responsable o no, la situación terminaba siempre conmigo regresando a la oficina durante el fin de semana, a reparar o rehacer alguna tarea, y mi estado interno era de permanente nerviosismo, ansiedad y expectativa negativa. Cada vez que sonaba el teléfono, entraba en pánico.

Podría haberle respondido: “Ahora no, estoy en mi casa, cenando con mi familia.”, mas de una vez. Sin embargo, esa opción ni siquiera se me ocurría, tan condicionada estaba a salir corriendo a responder sus demandas.

landscape-1448021598-tiredstressedwomanComo se imaginarán, la horrible relación laboral solo concluyó cuando mi salud se quebró y renuncié a ese trabajo.

De haber tenido una guía como la que voy a ofrecerte ahora, nada de eso hubiera ocurrido.

Sencillamente, hubiera puesto un límite saludable al piloto automático del decir que si sin pensar y al  drenaje de energía constante que eso implicaba.

Puede que  tu caso no sea tan diferente al mío. Que no le puedas decir que no a la vecina que te pide objetos prestados que nunca te devuelve, o a la compañera de oficina que intenta contarte todos sus problemas aunque estés en medio de una tarea importante, o a la cuñada que siempre necesita que le tengas a los perros el fin de semana o hasta el taxista que pretende que discutas con él la política nacional justo en el día que decidiste no pensar en eso.

Por supuesto que no deseas pelearte, discutir ni generar un problema mayor, pero tampoco quieres intoxicarte con energía densa, llenarte de tensiones, abandonar tareas importantes ni quedarte con un enojo que en el futuro puede convertirse en un resentimiento que carcome.

¿La solución?

Construir límites saludables.

Neighbours-GettyUn límite saludable es aquel que nos permite tener una perspectiva compasiva hacia ambos lados de la ecuación (lo que el otro necesita, lo que yo necesito) y nos mantiene en un territorio enérgeticamente armónico.

¿Como saber si necesitas poner límites saludables?

Para saber con certeza si es necesario construir un límite saludable chequea si se aplican estos factores ante las situaciones habituales de demanda o pedido de atención de otros:

  • Tiendes a decir que si, pero en el fondo deseas decir no.
  • El problema del otro siempre es mas urgente que el propio.
  • Atender el probarme del otro implica abandonar algo importante en nuestro hogar o trabajo.
  • Mientras atiendes el problema del otro comienzas a tener dolores súbitos (cabeza, garganta, abdomen, con zonas típicas).
  • No te animas a decirle la verdad a esa persona porque temes que se desate alguna crisis o consecuencias.
  • Una vez que el suceso ya pasó, sientes enojo con esa persona, con la situación o contigo mism@.

Tenemos que recordar que el problema no es nuestra personalidad o carácter. Si bien esta costumbre de decir a todo que si sin pensar puede haberse instalado en la infancia y tiene mucho que ver con la identidad construida, el hecho de que continuemos haciéndolo tiene mas que ver con la forma en que está diseñado nuestro cerebro.

Veamos. Cuando hacemos algo siempre de la misma forma, se va generando en nuestro cerebro una red neuronal, que es como un  caminito que le dice al cerebro cual es la manera mas fácil de hacer algo. El cerebro, sencillamente, opera desde lo que le resulta mas cómodo y le cuesta mucho cambiar.

En esta cuestión del decir siempre que si sin pensar -como en otras- operamos desde el piloto automático, y es muy difícil cambiar salvo a través de un entrenamiento que tome en cuenta muchos factores.

De todos modos, y hasta que hagas ese entrenamiento si sientes que lo necesitas, te voy a dar una pauta muy efectiva para empezar a sanar este tema.

return-phone-call-text-ftr6 pasos para crear un límite saludable

1. Identifica la reacción física que estás sintiendo en el momento en que la persona se te aproxima (o te habla por teléfono, o te escribe un mensaje de texto) con la demanda/pedido/reclamo o solicitud de atención desproporcionada. Puedes sentir dolor, opresión, irritación, un cosquilleo o ardor en la parte del cuerpo implicada.

2. Háblale a esa parte del cuerpo. Agradécele el haberte avisado que la situación que está sucediendo es potencialmente tóxica para tu energía y salud.

3. Descubre que es lo que la persona está invadiendo o poniendo en riesgo: ¿tu tiempo? ¿tu espacio? ¿tu privacidad? ¿tu energía? ¿tu atención?.

4. Formula una frase mental con respecto a esa área de tu vida que necesita que la protejas. Por ejemplo: “Necesito mas tiempo para tomar una decisión con respecto  este pedido de ayuda” o “Necesito estar sola en este momento“.

5. Comunica tu necesidad a la otra persona, pero dejándole muy en claro que valoras su necesidad también, aunque en ese momento no puedas salir corriendo a atenderla. Por ejemplo: “Valoro que me pidas consejo sobre tu vida afectiva pero en este momento necesito ocuparme de mi trabajo con toda mi atención.”

6. Hazle una propuesta alternativa a la otra persona, que sea adecuada a ambas necesidades. Por ejemplo, “Te propongo que hablemos esto dentro de unos días” o “Te voy a enviar algo que puede servirte pero lo haré en cuanto tenga tiempo“.

Es esencial que sueltes la expectativa respecto al resultado de estas pautas. Podría suceder que la otra persona se tome a mal tu respuesta, sobre todo si está acostumbrada a que siempre respondes en forma inmediata y efectiva a sus pedidos.

Pero eso ya no es tu problema.

ruaRecuerda que -aunque nos encanta jugar el rol del rescatista heroico o el hada buena que cumple los deseos de las princesitas- en este caso, la princesa en apuros somos nosotros mismos, y nuestra energía. Nos merecemos disponer de ella en plenitud, porque hay mucho para hacer y ayudar en el mundo, pero no podemos hacerlo si estamos agotados o enfermos.

Además, si todos aplicamos un poquito  estas pautas, vamos a lograr algo más: una revolución de sinceridad e integridad. Algo que claramente le está faltando al mundo.

Flavia Carrión

fc@flaviacarrion.com.ar

separador

jaim coachSi necesitas orientación personalizada para procesos de desarrollo personal, te invitamos a conocer el método Wiaki de Coaching Integral de la mano de Jaime San Martín, terapeuta holístico, capacitado en dicho método y único que lo aplica en el país.

Solicita entrevista y mas información por mail jaimebarzi.ten@gmail.com

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Máscaras chamánicas: un portal al misterio.

Los seres humanos hemos utilizado máscaras para sanar desde hace mas de 13.000 años.

El famoso "chaman de la cueva", arte prehistórico fechado alrededor del 13.000, en Trois Frere (Francia). Utilizando una máscara de búho, este chamán activa todo su poder para la sanación de su tribu.

El famoso “chaman de la cueva”, arte prehistórico fechado alrededor del 13.000, en Trois Frere (Francia). Utilizando una máscara de búho, este chamán activa todo su poder para la sanación de su tribu.

Lo sabemos porque en cuevas habitadas en la prehistoria, nuestros ancestros de ese remoto pasado dejaron testimonio de es saber ancestral.

Una máscara es la unión integradora de nuestra identidad humana y el poder espiritual que el chamán canaliza en ella, ceremonialmente.

Fusiona en un objeto consagrado, la energía de nuestro corazón y la asistencia de nuestros guías de los planos sutiles.

De esa manera, la máscara evoca una fuerza inexorable: la unificación de nuestro tonal y nahual, de nuestra identidad cotidiana y nuestro yo superior, de nuestro yo cotidiano con nuestras infinitas posibilidades de expresión.

Una máscara es un portal al misterio, pero a la vez, un vehículo de aquella energía que necesitamos para transformar, crear, concretar en este presente tan desafiante en el que vivimos.

Lo inanimado se vuelve vivo. Trascendemos las creencias limitantes. Recuperamos un rol decisivo en la resolución de nuestras circunstancias.

Las personas que construimos máscaras con intención terapéutica, de la misma manera que los chamanes en la prehistoria, comprendemos que existe una magia muy especial en el arte de diseñar y utilizar máscaras personales de poder.

Queremos que tu también puedas aprender a hacerlo, por eso te ofrecemos este entrenamiento como parte de la formación dentro de nuestra Escuela.

Creemos que constituye una herramienta fundamental en el camino de evolución colectiva en el que todos estamos implicados.

Flavia Carrión

separador

portada mascarasTALLER DE MÁSCARAS CHAMÁNICAS.
► Activa tu poder interior.

“Una máscara no esconde, sino que revela. Revela la verdadera esencia de quien la porta. Las máscaras son artefactos vivos. Usar una máscara permite manifestar una parte de uno mismo.”

🎭 En este Taller vas a…
► Conectar con la fuente de tu poder interior,
► Construir un objeto -la máscara- para facilitar tu auto-empoderamiento cuando lo necesites,
► Descubrir aspectos de tu auténtica identidad que estaban ocultos,
► Compartir con el círculo esta tradición ancestral reveladora y profunda.

Dirigido a:
► Personas comprometidas con su desarrollo personal y que deseen activar su poder interior para la transformación.
► Quienes deseen profundizar su autoconocimiento a través de métodos no analíticos.
► Practicantes de chamanismo que busquen incorporar herramientas para perfeccionar su práctica.

Brindado por:
Flavia Ines Carrion, antropóloga, experta en chamanismo y sus aplicaciones a la vida actual, autora del libro Chamanes y Poetas: el camino de la Espiritualidad Natural
 Jaime San Martín Barzi, arteterapeuta, facilitador de prácticas chamánicas.

🗓️ 🕒 Cuándo: sábado 30 de Septiembre, de 15 a 19hs
🌐🗺️ Dónde: en la Sede de la Escuela, Av. Estado de Israel 4116, Palermo (BsAs)

►►►Inscripción solo con reserva◄◄◄
Vacantes limitadas por las características de la actividad.

Inscripciones:
📧 Mail: escuela@espiritualidadnatural.com
📱 Whatsapp: +5491138441083

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

El sueño lúcido como herramienta de sanación

incLo viste en la película Inception. Personas que pueden transformar sus sueños a voluntad, crear escenarios y resolver situaciones mientras duermen.

Tal vez ya sabes que estas experiencias se denominan “sueños lúcidos”.

Pero quizás no sepas que tu también posees esa capacidad, porque es una habilidad humana natural, que muchas culturas ancestrales han utilizado desde hace miles de años para encontrar información relevante, desdoblarse en el tiempo, crecer espiritualmente, y sobre todo para sanar.

El sueño lúcido es un arte esencialmente humano. La posibilidad de vivir estas experiencias, está en nuestra configuración orgánica y energética.

Experiencias que son realmente muy sanadoras. Sobre todo, para nuestro auto-conocimiento y transformación.

Es simple. Te explico.

byb-dreams-child-in-clouds-dreamstime_16820931[1]Neurológicamente hablando, cuando nuestro cerebro entra en fase “soñar” se activa el sistema límbico, impulsando emociones fuertes. Al mismo tiempo, ganamos acceso a la memoria de largo plazo y se reduce la de corto plazo (por eso, si en el sueño aparecemos cursando primer grado en la escuela no nos lo cuestionamos).

Paralelamente, empiezan a dispararse imágenes mentales con intensidad, creando estructuras simbólicas que representen a las emociones que el sistema límbico generó.

Resultado: coktail de metáforas visuales/emocionales/lingüísticas apoyadas en
nuestros recuerdos mas profundos y las experiencias que han dejado huella en nosotros.

how-to-stop-bullying_thumbAhora bien. Imagina que durante un sueño en el que estás reviviendo una situación dolorosa de tu infancia pudieras tomar conciencia de que es un sueño y observar todo objetivamente: tus reacciones, los orígenes de un patrón de comportamiento actual, el rol de las demás personas en la escena, las alternativas que permiten una re-lectura diferente de tu pasado…

¿Que tal si -además- pudieras modificar alguno de los elementos presentes para desbloquear ese patrón energético?

Las posibilidades de aplicación terapéutica de los sueños lúcidos no tienen límite. Y solo hace falta que durante el proceso neurológico del sueño, tal como lo describimos mas arriba le agreguemos un pequeño detalle: la activación del lóbulo frontal, para que podamos ser protagonistas plenos del sueño.

Hace poco, durante un sueño lúcido, encontré a una persona que a lo largo de descargalos años ha aparecido en mis sueños manifestando desagradables actitudes hacia mi. Una especie de antagonista, que ya he analizado e interpretado durante mucho tiempo, sin llegar a mayor claridad ni liberarme de su presencia recurrente.

Esta vez, dado que estaba en un sueño lúcido, activé una respuesta diferente a la habitual. En lugar de evitarlo o escapar, lo busqué, me acerqué lo suficiente como para tomar su cara entre mis manos y mirándolo a los ojos le dije: “Quiero saber quien sos, porque estoy segura de que no sos tan malo como pretendés.”

El personaje, que habitualmente tiene un rostro feroz, aflojó su expresión, que se volvió sonriente y radiante, me dijo algo acerca de que ahora estaba todo bien entre nosotros, y se marchó.

¿Era una antigua culpa? ¿Un recuerdo doloroso que había asumido forma humana?

Quizás nunca lo sabré, pero no me importa mucho. La experiencia de alivio existencial y la sensación de haberme sacado un peso de encima fueron lo suficientemente intensas como para considerarlas parte de una sanación profunda, sobre la que quizás no hace falta agregar palabras.

Los chamanes hacían estas cosas todo el tiempo. No porque eran especiales, sino porque se entrenaban en esta habilidad.

city-of-god_92247-1600x1200Porque en la cultura ancestral se valoraban mucho los recursos internos naturales de los seres humanos, capacidades que son extraordinariamente mas amplias de lo que nos han hecho creer.

No le tengas miedo a tu poder de soñar y de despertar en tus sueños con conciencia.

Te espera allí un mundo de infinitas posibilidades.

Y ya tenés la llave para ingresar a ese mundo. Se encuentra dentro de tu propio ser.

Flavia Carrión

fc@flaviacarrion.com.ar 

separador sueños

Sumate al Entrenamiento en Sueños mas completo.

Clases Online – Lecciones en Video y Pdf – Consultoria permanente por mail

Comenzamos el lunes 25 de septiembre

Mas información aquí:

http://www.espiritualidadnatural.com/online-suenos

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

18 acciones alternativas para combatir al parásito mental

parasito1El parásito mental es un desequilibrio en el diálogo que mantenemos con nosotros mismos que provoca problemas de todo tipo. Es “esa voz en la cabeza” que no para de hablar.

En el ámbito de los proyectos, el parásito mental condiciona mucho nuestro crecimiento personal. He resumido algunos de los trucos que utiliza, para que estés alerta y opciones alternativas para que puedas evitar sus efectos:

  1. Nos hace sentir lástima de nosotros mismos

Los problemas existen, es indudable. Pero sentir pena por nosotros mismos es una elección. Tanto si estamos luchando con problemas de dinero, de salud o afectivos, sentir lástima por nosotros no los resuelve. El parasito mental nos hace sentir lastima por nosotros mismos como estrategia para impedir nuestro avance.

Acción alternativa:  concéntrate en cómo vas a sentirte cuando resuelvas esos problemas y estarás en un estado de conciencia mas afín a su resolución.

  1. Nos hace culpar a otros

Otra de las tentaciones en las que el parásito nos hace caer es en cargar la responsabilidad de nuestros problemas en otras personas. Pensar que la culpa de todo la tiene tu madre, tu pareja o el gobierno, no resuelve nada y te quita poder.

Acción alternativa: concéntrate en el problema como entrenamiento y en lo que vas a aprender si te haces cargo de tu responsabilidad.

  1. Nos hace evitar el cambio

parasito 3Los seres humanos tenemos tendencia a mantenernos en una zona de confort, de seguridad, evitando los desafíos o los aprendizajes que el cambio puede traer. Sin embargo, el cambio suele abrirnos la oportunidad de una vida mejor. El parásito tratará de convencerte por todos los medios que es mejor “malo conocido que bueno por conocer” y te mantendrá paralizado en un trabajo, una relación o un estilo de vida que te hacen daño.

Acción alternativa: concéntrate en la aventura de lo nuevo y recuerda que sin cambio no hay mejoras.

  1. Nos hace perder tiempo con aquello que no puedes controlar

Muchas veces perdemos más tiempo tratando de que no suceda lo inevitable que tratando de prepararnos para la contingencia. Así, perdemos energía que necesitamos para resolver lo que requiere de nuestra atención y lo otro, de todas formas sucede. Por ejemplo, nos hace repetir en nuestra mente las imágenes o conversaciones que “pudieron haber sucedido”.

Acción alternativa: concéntrate en las experiencias que constituyen tu responsabilidad plena.

  1. Nos hace complacer a los demás

Por mucho que digamos que no nos interesa la opinión de otros, de hecho sentimos la presión de la mirada ajena. Este hábito provoca que la mayor parte del tiempo actuemos instintivamente siguiendo el impulso a hacer lo que otros aplaudirán o aprobarán. Sin embargo, esta actitud suele oponerse a lo que realmente deseamos, generando un desgaste inútil. Por otro lado, buscar la aprobación de los demás es una búsqueda utópica, ya que nunca es posible complacerlos a todos y eso te dejará siempre con una sensación de insatisfacción.

Acción alternativa: concéntrate en hacer lo que amas y así estarás ayudando a tu comunidad de forma mas efectiva.

  1. Nos hace dudar interminablemente ante las decisiones

parasito 2Un camino de felicidad está trazado sobre millones de pequeñas decisiones. Si no nos atrevemos a tomarlas, porque dudamos mucho o porque esperamos que todo esté perfecto antes de empezar a caminar, nunca lo lograremos. La duda hace perder energía y pone la atención en lo que nos falta en lugar de lo que tenemos.

Acción alternativa: concéntrate en tus certezas. Registralas por escrito. Revisalas a menudo.

  1. Nos hace vivir en el pasado

La nostalgia por los tiempos antiguos puede ser muy dañina, tanto si añoramos lo que ya se fue como si seguimos lamentándonos por lo malo que pasó. El pasado está ahí para aprender de él pero no para vivir de él.

Acción alternativa: concéntrate en el presente, a cada momento. Así honrarás lo aprendido en el pasado y construirás una realidad mejor.

  1. Nos hace repetir los errores

Se dice que el ser humano es el único que puede tropezar dos veces con la misma piedra. ¿Por qué sucede esto? Porque habitualmente pasamos muy rápido del error a la corrección sin detenernos a pensar qué hemos aprendido de la situación, de qué manera fuimos nosotros los que generamos las condiciones para ese error.

Acción alternativa: concéntrate en aprender de cada error, deteniéndote a analizar la serie de decisiones que te condujeron a ellos.

  1. Nos hace envidiar el éxito ajeno

Los logros de otra persona pueden hacernos felices si son personas queridas, pero ¿qué sucede cuando esos logros son obtenidos por personas que consideramos esencialmente innobles o perversas? Ver esas situaciones como injusticias puede golpear duramente nuestra energía, ya que perjudica nuestra confianza en un orden cósmico esencialmente justo. Es una lucha mental inútil. Nuestro concepto de justicia no puede abarcar la infinidad de la experiencia humana.

Acción alternativa: concéntrate en tus propios sueños y en la gran aventura que constituye ir por ellos.

  1. Nos hace abandonar los objetivos

parasito 4Naturalmente, cuando algo no sale como esperábamos sentimos deseos de abandonar el proyecto. La vergüenza, la decepción y el cansancio nos hacen desear dejar todo, evitando así un posible nuevo fracaso. Pero si no lo intentas, el éxito tampoco llegará. Este patrón de abandonos recurrentes es uno de los trucos favoritos del parásito para consolidar una visión limitada d ti mismo.

Acción alternativa:  concéntrate en lo valiente que eres al intentarlo de nuevo cada vez que vuelvas a intentarlo.

  1. Nos hace llenar los silencios

A veces parece que una vida exitosa o feliz implica llenar de tareas, relaciones, sucesos y actividades el día. Así ignoramos el silencio, los vacíos, las pausas, que, en realidad, son las que le dan sentido a todo lo demás. Es como una canción: son las partes entre notas las que definen la esencia de la melodía, y no las notas en sí. El parásito detesta el silencio, porque allí puedes escuchar tu auténtica voz: la del alma.

Acción alternativa: concéntrate en los momentos de calma que puedes disfrutar, escucha tu silencio interno, conecta desde ese silencio con tu Naturaleza Sagrada.

  1. Nos hace sentir que el mundo nos debe algo

La vida nos lo da todo: oportunidades, recursos, capacidades y talentos. Somos nosotros los que –a veces– evitamos aprovecharlas o nos ubicamos en la cómoda postura de la víctima. Ver la realidad como una lucha entre nosotros y los otros, sólo deteriora nuestras capacidades creadoras.

Acción alternativa: concéntrate en agradecer todo lo que el Universo te ha dado, haciendo cada tanto una revisión de esos regalos.

  1. Nos hace esperar resultados inmediatos

Una de las trampas del parásito mental consiste en decepcionarnos si los resultados no llegan inmediatamente. Es su manera de decirnos: “Te lo dije, nunca lo lograrás”. 

Acción alternativa: concéntrate en aquellas cosas de tu vida que han llevado largo tiempo en florecer y madurar, y observa cómo son ellas las que más felicidad te han otorgado.

  1. Nos hace esperar a que otro tome la iniciativa

Por ejemplo, en una reunión social, quizás quisieras hablar de cierto tema o proponer un brindis, pero dejas que sea otro el que “lleve la voz cantante”. En el fondo, uno siente que es mejor así, porque si fuera un error, lo estaría cometiendo otro. Sin embargo, esta actitud puede que nos haga perder una oportunidad. En algunos casos, tu idea puede ser brillante y a nadie más se le ha ocurrido, por lo que el momento pasa sin aprovecharlo.

Acción alternativa: concéntrate en la buena vibración de aquellos con los que te encuentras y déjate llevar por las ganas de compartir una idea, un recurso o simplemente tu opinión. Confía en tu intuición. 

  1. Nos hace evitar las confrontaciones a toda costa

Hace tiempo que te molesta cierta actitud de un vecino o de un compañero de trabajo pero prefieres callar y aguantar. Piensas que –de haber una confrontación– saldrías perdiendo, ya sea porque tu forma de presentar argumentos no es lo suficientemente fuerte, como porque podrías quedar ante el resto del mundo como una persona confrontativa. La verdad es que muchas veces esas conversaciones aclaratorias pueden desarrollarse en armonía y se alcanza una solución positiva para todos los involucrados.

Acción alternativa: concéntrate en el propósito de esa conversación. Si está orientada a resolver o llegar a acuerdos que beneficien al proyecto, todo saldrá bien. 

  1. Nos hace enfocar en lo pequeño

ground 0Tareas domésticas, detalles, listas de compras o pagos, el estado del tiempo… temas pequeños llenan tu atención. Mediante esta estrategia el parásito mental evita que te concentres en el GRAN SUEÑO o en aquel proyecto que podría cambiarte la vida. 

Acción alternativa: concéntrate en tus sueños, visualizando con regularidad el objetivo concretado y acompañándolo con las palabras, ensañamientos, emociones y acciones adecuadas. 

  1. Nos hace defendernos antes de que lleguen las críticas

Cuando presentas una idea o propones algo en público, estás más preparado para escuchar una crítica que un elogio. Vas a una situación así con la armadura puesta. Con el tiempo, ya no sabes reconocer si lo que te dicen es algo positivo, tan convencido de que la respuesta habitual es el cuestionamiento. El parásito mental te construye ese blindaje para aislarte y evitar los cambios

Acción alternativa: concéntrate en la idea de que las críticas son regalos que te hacen los demás: aportes fundamentales para mejorar lo tuyo. 

 18. Nos hace imaginar más lo que vamos a hacer que lo que realmente hacemos

Tienes cientos, miles de ideas. Imaginas cómo vas a hacerlas realidad. Hablas del tema con personas de confianza: “¿Sabías? Voy a poner un negocio”. “¡Qué bien!”, responde tu interlocutor, y tú te vas a tu casa conforme de habérselo contado. Sin embargo, los días pasan y no das ese paso que es necesario para comenzar. Por supuesto, las excusas y justificaciones sobran: que no hay tiempo, que no hay dinero, que primero necesitas que algo suceda… Hablar demasiado de algo, sin acompañarlo de acción, es la manera mas segura de que nunca se concrete.

Acción alternativa: concéntrate en realizar al menos una acción por día para el logro de tus objetivos.

Con el entrenamiento y la práctica regular de acciones aletrnativas, tu parásito mental irá perdiendo terreno y tu contarás con mas enrgía y poder personal para lograr tus sueños.

Flavia Carrión flavia_carrion_escribemini instagram


Si te interesa explorar las formas en que el parásito mental afecta nuestra vida y cuales son las técnicas de la sabiduría ancestral para revertir sus efectos, lee el libro de Flavia Carrión:

“Fuera de mi Cabeza!”, de editorial Autores de Argentina (2015). Solicita un ejemplar escribiendo a escuela@espiritualidadnatural.com

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

El sopapo de la Naturaleza

Ráfagas de viento de mas de 250 km por hora.

Costas desaparecidas bajo el agua.

Millones de evacuados.

Muerte.

Destrucción.

Y los seres humanos -pequeños frente al inexorable poder de la Naturaleza- nos preguntamos con caritas de asombro: “¿por que sucede esto? ¿por que se nos castiga así? ¿Es que acaso la Naturaleza está enojada con nosotros?”

Quizás es tiempo de recordar que formamos parte de este gran cuerpo que llamamos planeta Tierra, de la misma manera que los microorganismos forman parte del cuerpo de una persona. 

Una persona no actúa en función de los microorganismos que habitan su cuerpo, la mayor parte del tiempo los ignora, aunque ellos se adjudiquen tanta importancia como para creer que las actitudes de esa persona son un “castigo” por algo que han hecho.

Gente peleando por comprar electrodomésticos en oferta en un supermercado.

Gente peleando por comprar electrodomésticos en oferta en un supermercado.

Es cierto, claro, que si los microorganismos se multiplican en exceso y entran en caos, poniendo en riesgo la salud de esa persona, ella intentará lo que esté en sus posibilidades para poner fin al daño o remediarlo.

Por eso, en general, la enorme población de pequeños seres que habitan nuestro cuerpo se cuidan de mantenerse en equilibrio. Es una gran sabiduría natural la que los guía.

Así que no hay que “tomarse personalmente” este evento climático. 

Lo que si podemos hacer es recordar -una vez mas….- que mientras no hagamos algo para evitar los daños y destrozos que provocamos en este gran organismo llamado Tierra por nuestra voracidad y falta de equilibrio, las sacudidas serán cada vez mas severas.

No por castigo, sino por una simple realidad:

No estamos separados de la Tierra, así como tampoco del resto de los seres con los que compartimos la existencia. Cualquier cosa que hagamos repercute en el resto. 

Esta idea puede resultar abrumadora, pero no hay que perder las esperanzas.

Aun podemos aprender mucho de Ella y hacer mucho para recuperar la armonía.

¿Y cómo?

En principio, entendiendo que como gran maestra, -la mejor, la mas sabia, la mas impecable- la Naturaleza siempre nos muestra un espejo. Y en segundo lugar, actuando en consecuencia.

Por ejemplo…

Sus vientos nos muestran en una analogía maravillosa como funcionan nuestras palabras. A veces, amables y refrescantes como la brisa. Otras; desbocadas, enloquecidas, destructivas.

Sus aguas nos muestran nuestras emociones. A veces, nutrientes como la lluvia de primavera. Otras; arrasadoras y devastadoras como una inundación. 

El huracán, -mas allá del proceso natural que le da origen y los cientos de hipótesis que se discutirán ahora acerca de si el cambio climático tiene que ver o no con su magnitud-, es un espejo de lo que sucede cuando vientos y aguas se desquician en nuestro ser. 

“Bueno…”, diría la Naturaleza si hablara con nosotros, “…no es algo malo generar un huracán si lo que quieres obtener es tierra arrasada.”

¿Y nosotros?

En este tiempo histórico, una diferencia de opinión puede terminar violentamente.

En este tiempo histórico, una diferencia de opinión puede terminar violentamente.

¿Que es lo que queremos generar?

¿Que objetivo tenemos en mente cuando decimos algo en forma abrupta, basados en emociones tóxicas como el odio o el resentimiento?

¿Que propósito nos guía cuando fomentamos con nuestras palabras una visión siniestra de nuestro futuro?

¿Que esperamos obtener cuando insultamos a otras personas -sutil o directamente- por el mero hecho de tener una perspectiva diferente a la nuestra?

Como aprendimos cuando eramos chicos, de aquellas buenas maestras que aun recordamos: no existen respuestas correctas o incorrectas, pero de la respuesta que demos dependen muchas cosas. Así que sería oportuno que cada uno de nosotros se detuviera a reflexionar sobre ello.

¿Cómo responderé la próxima vez  que tenga oportunidad de contribuir a crear algo para este gran organismo llamado Tierra?

¿Cual será mi objetivo? ¿Que propósito me guiará?

¿Será mi intento generar paz o destrucción?

La Naturaleza, nuestra Gran Maestra, espera pacientemente nuestra respuesta.

Flavia Carrión

@flavia_carrion_escribemini instagram

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Cuando algo duele

ubuntukids1437622068470Cuando algo duele en tu interior, hay algo que está intentando nacer.

Y eso que intenta nacer es una versión mas auténtica de ti mismo. Aquella que está alineada con su propósito como alma, su tarea sagrada.

Es la respuesta a un llamado de la tribu que te invita a tomar aquello que te pertenece: tu lugar, para hacer lo que has venido a hacer.

Es simplemente Ubuntu.

Ubuntu es el principio central de la cosmovisión africana. Puede sintetizarse con la frase: 

Yo soy,

porque nosotros somos.”

No solo estamos unidos a los otros miembros de nuestra comunidad. Somos esa comunidad. Cuando algo está desequilibrado en la comunidad ese desequilibrio se manifiesta en nosotros. Cuando una persona de la comunidad florece, todo el círculo florece.

Por eso, cada vez que una persona decide descubrir y concretar su propósito en la vida, esa decisión impacta en todo el círculo de su comunidad.

Parece todo un misterio pero es algo extraordinariamente simple: descubrir y concretar tu propósito es la tarea que mas impacto provocará en tu comunidad. Mas que tus opiniones, mas que tus acciones habituales.

Tu éxito en desarrollar al máximo tu mejor versión será el éxito de tus ancestros y de tus descendientes, el triunfo de tu tribu, un crecimiento para toda la Humanidad.

ubuntuNo existe aporte mas significativo para el mundo que ser tu mismo, y desarrollar al máximo tus talentos, hacer lo que amas, trabajar en lo que te apasiona.

Pero además de brindarle una transformación positiva a tu tribu, el camino de tu propósito te sostendrá cuando las circunstancias se vuelvan ásperas, suavizando cualquier dolor, dándole sentido a todos los desafíos, brindándote esa fuerza y esa certeza que necesitas para levantarte cada mañana.

¿Que te detiene?

¿Miedos? Solo están allí para entrenarte.

¿Mandatos? Quizás ya es tiempo de liberarte de ellos y así liberar a tu linaje de esa carga.

¿Falta de capacidad? Imposible. Si tienes un sueño, si algo te impulsa a crear algo nuevo, es el sueño de la Totalidad intentando manifestarse a través tuyo.

Así que ya sabes: cuando algo duela, toma ese dolor y conviértelo en la fuerza impulsora del nacimiento de tu auténtico ser. Tu tribu te apoya, aunque no lo veas. Aunque muchos no lo demuestren. Aunque no lo sepan.

Y no lo olvides. Estamos los que hemos cruzado ese río. Toma nuestra mano para cruzar tu también y empezar a vivir la vida que tus ancestros soñaron para ti.

Flavia Carrión


Para escribirme directamente sobre este tema puedes hacrlo al siguiente mail:

fc@flaviacarrion.com.ar

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario