El sueño lúcido como herramienta de sanación

incLo viste en la película Inception. Personas que pueden transformar sus sueños a voluntad, crear escenarios y resolver situaciones mientras duermen.

Tal vez ya sabes que estas experiencias se denominan “sueños lúcidos”.

Pero quizás no sepas que tu también posees esa capacidad, porque es una habilidad humana natural, que muchas culturas ancestrales han utilizado desde hace miles de años para encontrar información relevante, desdoblarse en el tiempo, crecer espiritualmente, y sobre todo para sanar.

El sueño lúcido es un arte esencialmente humano. La posibilidad de vivir estas experiencias, está en nuestra configuración orgánica y energética.

Experiencias que son realmente muy sanadoras. Sobre todo, para nuestro auto-conocimiento y transformación.

Es simple. Te explico.

byb-dreams-child-in-clouds-dreamstime_16820931[1]Neurológicamente hablando, cuando nuestro cerebro entra en fase “soñar” se activa el sistema límbico, impulsando emociones fuertes. Al mismo tiempo, ganamos acceso a la memoria de largo plazo y se reduce la de corto plazo (por eso, si en el sueño aparecemos cursando primer grado en la escuela no nos lo cuestionamos).

Paralelamente, empiezan a dispararse imágenes mentales con intensidad, creando estructuras simbólicas que representen a las emociones que el sistema límbico generó.

Resultado: coktail de metáforas visuales/emocionales/lingüísticas apoyadas en
nuestros recuerdos mas profundos y las experiencias que han dejado huella en nosotros.

how-to-stop-bullying_thumbAhora bien. Imagina que durante un sueño en el que estás reviviendo una situación dolorosa de tu infancia pudieras tomar conciencia de que es un sueño y observar todo objetivamente: tus reacciones, los orígenes de un patrón de comportamiento actual, el rol de las demás personas en la escena, las alternativas que permiten una re-lectura diferente de tu pasado…

¿Que tal si -además- pudieras modificar alguno de los elementos presentes para desbloquear ese patrón energético?

Las posibilidades de aplicación terapéutica de los sueños lúcidos no tienen límite. Y solo hace falta que durante el proceso neurológico del sueño, tal como lo describimos mas arriba le agreguemos un pequeño detalle: la activación del lóbulo frontal, para que podamos ser protagonistas plenos del sueño.

Hace poco, durante un sueño lúcido, encontré a una persona que a lo largo de descargalos años ha aparecido en mis sueños manifestando desagradables actitudes hacia mi. Una especie de antagonista, que ya he analizado e interpretado durante mucho tiempo, sin llegar a mayor claridad ni liberarme de su presencia recurrente.

Esta vez, dado que estaba en un sueño lúcido, activé una respuesta diferente a la habitual. En lugar de evitarlo o escapar, lo busqué, me acerqué lo suficiente como para tomar su cara entre mis manos y mirándolo a los ojos le dije: “Quiero saber quien sos, porque estoy segura de que no sos tan malo como pretendés.”

El personaje, que habitualmente tiene un rostro feroz, aflojó su expresión, que se volvió sonriente y radiante, me dijo algo acerca de que ahora estaba todo bien entre nosotros, y se marchó.

¿Era una antigua culpa? ¿Un recuerdo doloroso que había asumido forma humana?

Quizás nunca lo sabré, pero no me importa mucho. La experiencia de alivio existencial y la sensación de haberme sacado un peso de encima fueron lo suficientemente intensas como para considerarlas parte de una sanación profunda, sobre la que quizás no hace falta agregar palabras.

Los chamanes hacían estas cosas todo el tiempo. No porque eran especiales, sino porque se entrenaban en esta habilidad.

city-of-god_92247-1600x1200Porque en la cultura ancestral se valoraban mucho los recursos internos naturales de los seres humanos, capacidades que son extraordinariamente mas amplias de lo que nos han hecho creer.

No le tengas miedo a tu poder de soñar y de despertar en tus sueños con conciencia.

Te espera allí un mundo de infinitas posibilidades.

Y ya tenés la llave para ingresar a ese mundo. Se encuentra dentro de tu propio ser.

Flavia Carrión

fc@flaviacarrion.com.ar 

separador sueños

Sumate al Entrenamiento en Sueños mas completo.

Clases Online – Lecciones en Video y Pdf – Consultoria permanente por mail

Comenzamos el lunes 25 de septiembre

Mas información aquí:

http://www.espiritualidadnatural.com/online-suenos

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

18 acciones alternativas para combatir al parásito mental

parasito1El parásito mental es un desequilibrio en el diálogo que mantenemos con nosotros mismos que provoca problemas de todo tipo. Es “esa voz en la cabeza” que no para de hablar.

En el ámbito de los proyectos, el parásito mental condiciona mucho nuestro crecimiento personal. He resumido algunos de los trucos que utiliza, para que estés alerta y opciones alternativas para que puedas evitar sus efectos:

  1. Nos hace sentir lástima de nosotros mismos

Los problemas existen, es indudable. Pero sentir pena por nosotros mismos es una elección. Tanto si estamos luchando con problemas de dinero, de salud o afectivos, sentir lástima por nosotros no los resuelve. El parasito mental nos hace sentir lastima por nosotros mismos como estrategia para impedir nuestro avance.

Acción alternativa:  concéntrate en cómo vas a sentirte cuando resuelvas esos problemas y estarás en un estado de conciencia mas afín a su resolución.

  1. Nos hace culpar a otros

Otra de las tentaciones en las que el parásito nos hace caer es en cargar la responsabilidad de nuestros problemas en otras personas. Pensar que la culpa de todo la tiene tu madre, tu pareja o el gobierno, no resuelve nada y te quita poder.

Acción alternativa: concéntrate en el problema como entrenamiento y en lo que vas a aprender si te haces cargo de tu responsabilidad.

  1. Nos hace evitar el cambio

parasito 3Los seres humanos tenemos tendencia a mantenernos en una zona de confort, de seguridad, evitando los desafíos o los aprendizajes que el cambio puede traer. Sin embargo, el cambio suele abrirnos la oportunidad de una vida mejor. El parásito tratará de convencerte por todos los medios que es mejor “malo conocido que bueno por conocer” y te mantendrá paralizado en un trabajo, una relación o un estilo de vida que te hacen daño.

Acción alternativa: concéntrate en la aventura de lo nuevo y recuerda que sin cambio no hay mejoras.

  1. Nos hace perder tiempo con aquello que no puedes controlar

Muchas veces perdemos más tiempo tratando de que no suceda lo inevitable que tratando de prepararnos para la contingencia. Así, perdemos energía que necesitamos para resolver lo que requiere de nuestra atención y lo otro, de todas formas sucede. Por ejemplo, nos hace repetir en nuestra mente las imágenes o conversaciones que “pudieron haber sucedido”.

Acción alternativa: concéntrate en las experiencias que constituyen tu responsabilidad plena.

  1. Nos hace complacer a los demás

Por mucho que digamos que no nos interesa la opinión de otros, de hecho sentimos la presión de la mirada ajena. Este hábito provoca que la mayor parte del tiempo actuemos instintivamente siguiendo el impulso a hacer lo que otros aplaudirán o aprobarán. Sin embargo, esta actitud suele oponerse a lo que realmente deseamos, generando un desgaste inútil. Por otro lado, buscar la aprobación de los demás es una búsqueda utópica, ya que nunca es posible complacerlos a todos y eso te dejará siempre con una sensación de insatisfacción.

Acción alternativa: concéntrate en hacer lo que amas y así estarás ayudando a tu comunidad de forma mas efectiva.

  1. Nos hace dudar interminablemente ante las decisiones

parasito 2Un camino de felicidad está trazado sobre millones de pequeñas decisiones. Si no nos atrevemos a tomarlas, porque dudamos mucho o porque esperamos que todo esté perfecto antes de empezar a caminar, nunca lo lograremos. La duda hace perder energía y pone la atención en lo que nos falta en lugar de lo que tenemos.

Acción alternativa: concéntrate en tus certezas. Registralas por escrito. Revisalas a menudo.

  1. Nos hace vivir en el pasado

La nostalgia por los tiempos antiguos puede ser muy dañina, tanto si añoramos lo que ya se fue como si seguimos lamentándonos por lo malo que pasó. El pasado está ahí para aprender de él pero no para vivir de él.

Acción alternativa: concéntrate en el presente, a cada momento. Así honrarás lo aprendido en el pasado y construirás una realidad mejor.

  1. Nos hace repetir los errores

Se dice que el ser humano es el único que puede tropezar dos veces con la misma piedra. ¿Por qué sucede esto? Porque habitualmente pasamos muy rápido del error a la corrección sin detenernos a pensar qué hemos aprendido de la situación, de qué manera fuimos nosotros los que generamos las condiciones para ese error.

Acción alternativa: concéntrate en aprender de cada error, deteniéndote a analizar la serie de decisiones que te condujeron a ellos.

  1. Nos hace envidiar el éxito ajeno

Los logros de otra persona pueden hacernos felices si son personas queridas, pero ¿qué sucede cuando esos logros son obtenidos por personas que consideramos esencialmente innobles o perversas? Ver esas situaciones como injusticias puede golpear duramente nuestra energía, ya que perjudica nuestra confianza en un orden cósmico esencialmente justo. Es una lucha mental inútil. Nuestro concepto de justicia no puede abarcar la infinidad de la experiencia humana.

Acción alternativa: concéntrate en tus propios sueños y en la gran aventura que constituye ir por ellos.

  1. Nos hace abandonar los objetivos

parasito 4Naturalmente, cuando algo no sale como esperábamos sentimos deseos de abandonar el proyecto. La vergüenza, la decepción y el cansancio nos hacen desear dejar todo, evitando así un posible nuevo fracaso. Pero si no lo intentas, el éxito tampoco llegará. Este patrón de abandonos recurrentes es uno de los trucos favoritos del parásito para consolidar una visión limitada d ti mismo.

Acción alternativa:  concéntrate en lo valiente que eres al intentarlo de nuevo cada vez que vuelvas a intentarlo.

  1. Nos hace llenar los silencios

A veces parece que una vida exitosa o feliz implica llenar de tareas, relaciones, sucesos y actividades el día. Así ignoramos el silencio, los vacíos, las pausas, que, en realidad, son las que le dan sentido a todo lo demás. Es como una canción: son las partes entre notas las que definen la esencia de la melodía, y no las notas en sí. El parásito detesta el silencio, porque allí puedes escuchar tu auténtica voz: la del alma.

Acción alternativa: concéntrate en los momentos de calma que puedes disfrutar, escucha tu silencio interno, conecta desde ese silencio con tu Naturaleza Sagrada.

  1. Nos hace sentir que el mundo nos debe algo

La vida nos lo da todo: oportunidades, recursos, capacidades y talentos. Somos nosotros los que –a veces– evitamos aprovecharlas o nos ubicamos en la cómoda postura de la víctima. Ver la realidad como una lucha entre nosotros y los otros, sólo deteriora nuestras capacidades creadoras.

Acción alternativa: concéntrate en agradecer todo lo que el Universo te ha dado, haciendo cada tanto una revisión de esos regalos.

  1. Nos hace esperar resultados inmediatos

Una de las trampas del parásito mental consiste en decepcionarnos si los resultados no llegan inmediatamente. Es su manera de decirnos: “Te lo dije, nunca lo lograrás”. 

Acción alternativa: concéntrate en aquellas cosas de tu vida que han llevado largo tiempo en florecer y madurar, y observa cómo son ellas las que más felicidad te han otorgado.

  1. Nos hace esperar a que otro tome la iniciativa

Por ejemplo, en una reunión social, quizás quisieras hablar de cierto tema o proponer un brindis, pero dejas que sea otro el que “lleve la voz cantante”. En el fondo, uno siente que es mejor así, porque si fuera un error, lo estaría cometiendo otro. Sin embargo, esta actitud puede que nos haga perder una oportunidad. En algunos casos, tu idea puede ser brillante y a nadie más se le ha ocurrido, por lo que el momento pasa sin aprovecharlo.

Acción alternativa: concéntrate en la buena vibración de aquellos con los que te encuentras y déjate llevar por las ganas de compartir una idea, un recurso o simplemente tu opinión. Confía en tu intuición. 

  1. Nos hace evitar las confrontaciones a toda costa

Hace tiempo que te molesta cierta actitud de un vecino o de un compañero de trabajo pero prefieres callar y aguantar. Piensas que –de haber una confrontación– saldrías perdiendo, ya sea porque tu forma de presentar argumentos no es lo suficientemente fuerte, como porque podrías quedar ante el resto del mundo como una persona confrontativa. La verdad es que muchas veces esas conversaciones aclaratorias pueden desarrollarse en armonía y se alcanza una solución positiva para todos los involucrados.

Acción alternativa: concéntrate en el propósito de esa conversación. Si está orientada a resolver o llegar a acuerdos que beneficien al proyecto, todo saldrá bien. 

  1. Nos hace enfocar en lo pequeño

ground 0Tareas domésticas, detalles, listas de compras o pagos, el estado del tiempo… temas pequeños llenan tu atención. Mediante esta estrategia el parásito mental evita que te concentres en el GRAN SUEÑO o en aquel proyecto que podría cambiarte la vida. 

Acción alternativa: concéntrate en tus sueños, visualizando con regularidad el objetivo concretado y acompañándolo con las palabras, ensañamientos, emociones y acciones adecuadas. 

  1. Nos hace defendernos antes de que lleguen las críticas

Cuando presentas una idea o propones algo en público, estás más preparado para escuchar una crítica que un elogio. Vas a una situación así con la armadura puesta. Con el tiempo, ya no sabes reconocer si lo que te dicen es algo positivo, tan convencido de que la respuesta habitual es el cuestionamiento. El parásito mental te construye ese blindaje para aislarte y evitar los cambios

Acción alternativa: concéntrate en la idea de que las críticas son regalos que te hacen los demás: aportes fundamentales para mejorar lo tuyo. 

 18. Nos hace imaginar más lo que vamos a hacer que lo que realmente hacemos

Tienes cientos, miles de ideas. Imaginas cómo vas a hacerlas realidad. Hablas del tema con personas de confianza: “¿Sabías? Voy a poner un negocio”. “¡Qué bien!”, responde tu interlocutor, y tú te vas a tu casa conforme de habérselo contado. Sin embargo, los días pasan y no das ese paso que es necesario para comenzar. Por supuesto, las excusas y justificaciones sobran: que no hay tiempo, que no hay dinero, que primero necesitas que algo suceda… Hablar demasiado de algo, sin acompañarlo de acción, es la manera mas segura de que nunca se concrete.

Acción alternativa: concéntrate en realizar al menos una acción por día para el logro de tus objetivos.

Con el entrenamiento y la práctica regular de acciones aletrnativas, tu parásito mental irá perdiendo terreno y tu contarás con mas enrgía y poder personal para lograr tus sueños.

Flavia Carrión flavia_carrion_escribemini instagram


Si te interesa explorar las formas en que el parásito mental afecta nuestra vida y cuales son las técnicas de la sabiduría ancestral para revertir sus efectos, lee el libro de Flavia Carrión:

“Fuera de mi Cabeza!”, de editorial Autores de Argentina (2015). Solicita un ejemplar escribiendo a escuela@espiritualidadnatural.com

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

El sopapo de la Naturaleza

Ráfagas de viento de mas de 250 km por hora.

Costas desaparecidas bajo el agua.

Millones de evacuados.

Muerte.

Destrucción.

Y los seres humanos -pequeños frente al inexorable poder de la Naturaleza- nos preguntamos con caritas de asombro: “¿por que sucede esto? ¿por que se nos castiga así? ¿Es que acaso la Naturaleza está enojada con nosotros?”

Quizás es tiempo de recordar que formamos parte de este gran cuerpo que llamamos planeta Tierra, de la misma manera que los microorganismos forman parte del cuerpo de una persona. 

Una persona no actúa en función de los microorganismos que habitan su cuerpo, la mayor parte del tiempo los ignora, aunque ellos se adjudiquen tanta importancia como para creer que las actitudes de esa persona son un “castigo” por algo que han hecho.

Gente peleando por comprar electrodomésticos en oferta en un supermercado.

Gente peleando por comprar electrodomésticos en oferta en un supermercado.

Es cierto, claro, que si los microorganismos se multiplican en exceso y entran en caos, poniendo en riesgo la salud de esa persona, ella intentará lo que esté en sus posibilidades para poner fin al daño o remediarlo.

Por eso, en general, la enorme población de pequeños seres que habitan nuestro cuerpo se cuidan de mantenerse en equilibrio. Es una gran sabiduría natural la que los guía.

Así que no hay que “tomarse personalmente” este evento climático. 

Lo que si podemos hacer es recordar -una vez mas….- que mientras no hagamos algo para evitar los daños y destrozos que provocamos en este gran organismo llamado Tierra por nuestra voracidad y falta de equilibrio, las sacudidas serán cada vez mas severas.

No por castigo, sino por una simple realidad:

No estamos separados de la Tierra, así como tampoco del resto de los seres con los que compartimos la existencia. Cualquier cosa que hagamos repercute en el resto. 

Esta idea puede resultar abrumadora, pero no hay que perder las esperanzas.

Aun podemos aprender mucho de Ella y hacer mucho para recuperar la armonía.

¿Y cómo?

En principio, entendiendo que como gran maestra, -la mejor, la mas sabia, la mas impecable- la Naturaleza siempre nos muestra un espejo. Y en segundo lugar, actuando en consecuencia.

Por ejemplo…

Sus vientos nos muestran en una analogía maravillosa como funcionan nuestras palabras. A veces, amables y refrescantes como la brisa. Otras; desbocadas, enloquecidas, destructivas.

Sus aguas nos muestran nuestras emociones. A veces, nutrientes como la lluvia de primavera. Otras; arrasadoras y devastadoras como una inundación. 

El huracán, -mas allá del proceso natural que le da origen y los cientos de hipótesis que se discutirán ahora acerca de si el cambio climático tiene que ver o no con su magnitud-, es un espejo de lo que sucede cuando vientos y aguas se desquician en nuestro ser. 

“Bueno…”, diría la Naturaleza si hablara con nosotros, “…no es algo malo generar un huracán si lo que quieres obtener es tierra arrasada.”

¿Y nosotros?

En este tiempo histórico, una diferencia de opinión puede terminar violentamente.

En este tiempo histórico, una diferencia de opinión puede terminar violentamente.

¿Que es lo que queremos generar?

¿Que objetivo tenemos en mente cuando decimos algo en forma abrupta, basados en emociones tóxicas como el odio o el resentimiento?

¿Que propósito nos guía cuando fomentamos con nuestras palabras una visión siniestra de nuestro futuro?

¿Que esperamos obtener cuando insultamos a otras personas -sutil o directamente- por el mero hecho de tener una perspectiva diferente a la nuestra?

Como aprendimos cuando eramos chicos, de aquellas buenas maestras que aun recordamos: no existen respuestas correctas o incorrectas, pero de la respuesta que demos dependen muchas cosas. Así que sería oportuno que cada uno de nosotros se detuviera a reflexionar sobre ello.

¿Cómo responderé la próxima vez  que tenga oportunidad de contribuir a crear algo para este gran organismo llamado Tierra?

¿Cual será mi objetivo? ¿Que propósito me guiará?

¿Será mi intento generar paz o destrucción?

La Naturaleza, nuestra Gran Maestra, espera pacientemente nuestra respuesta.

Flavia Carrión

@flavia_carrion_escribemini instagram

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Cuando algo duele

ubuntukids1437622068470Cuando algo duele en tu interior, hay algo que está intentando nacer.

Y eso que intenta nacer es una versión mas auténtica de ti mismo. Aquella que está alineada con su propósito como alma, su tarea sagrada.

Es la respuesta a un llamado de la tribu que te invita a tomar aquello que te pertenece: tu lugar, para hacer lo que has venido a hacer.

Es simplemente Ubuntu.

Ubuntu es el principio central de la cosmovisión africana. Puede sintetizarse con la frase: 

Yo soy,

porque nosotros somos.”

No solo estamos unidos a los otros miembros de nuestra comunidad. Somos esa comunidad. Cuando algo está desequilibrado en la comunidad ese desequilibrio se manifiesta en nosotros. Cuando una persona de la comunidad florece, todo el círculo florece.

Por eso, cada vez que una persona decide descubrir y concretar su propósito en la vida, esa decisión impacta en todo el círculo de su comunidad.

Parece todo un misterio pero es algo extraordinariamente simple: descubrir y concretar tu propósito es la tarea que mas impacto provocará en tu comunidad. Mas que tus opiniones, mas que tus acciones habituales.

Tu éxito en desarrollar al máximo tu mejor versión será el éxito de tus ancestros y de tus descendientes, el triunfo de tu tribu, un crecimiento para toda la Humanidad.

ubuntuNo existe aporte mas significativo para el mundo que ser tu mismo, y desarrollar al máximo tus talentos, hacer lo que amas, trabajar en lo que te apasiona.

Pero además de brindarle una transformación positiva a tu tribu, el camino de tu propósito te sostendrá cuando las circunstancias se vuelvan ásperas, suavizando cualquier dolor, dándole sentido a todos los desafíos, brindándote esa fuerza y esa certeza que necesitas para levantarte cada mañana.

¿Que te detiene?

¿Miedos? Solo están allí para entrenarte.

¿Mandatos? Quizás ya es tiempo de liberarte de ellos y así liberar a tu linaje de esa carga.

¿Falta de capacidad? Imposible. Si tienes un sueño, si algo te impulsa a crear algo nuevo, es el sueño de la Totalidad intentando manifestarse a través tuyo.

Así que ya sabes: cuando algo duela, toma ese dolor y conviértelo en la fuerza impulsora del nacimiento de tu auténtico ser. Tu tribu te apoya, aunque no lo veas. Aunque muchos no lo demuestren. Aunque no lo sepan.

Y no lo olvides. Estamos los que hemos cruzado ese río. Toma nuestra mano para cruzar tu también y empezar a vivir la vida que tus ancestros soñaron para ti.

Flavia Carrión


Para escribirme directamente sobre este tema puedes hacrlo al siguiente mail:

fc@flaviacarrion.com.ar

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

13 pautas prácticas para enraizarse (y liberar stress)

ground 0La vida actual parece venir acompañada por una serie de dolencias -cansancio, depresión, ansiedad, trastornos digestivos- que de tanto encontrarlas por ahi creemos que son la forma natural de vivir.

Claro que no lo es. Son trastornos generados por la tensión constante, las preocupaciones sin fin, las dietas desequilibradas y toneladas de información negativa que recibimos, intentamos procesar y superamos con dificultad.

Es obvio que tenemos que cambiar la forma en que vivimos, pero para lograrlo, antes tenemos que “parar el mundo” como decía Don Juan Matus. En términos concretos: salir de esta calesita de pensamientos recurrentes y reacciones automáticas y preguntarnos

¿donde estoy? ¿adonde quiero ir?

Nuestros ancestros nos heredaron una práctica extraordinaria para lograr esto, basada en la sabiduría de la Naturaleza: el enraizamiento.

Muchas veces lo mencionamos pero pocas veces lo aplicamos, por eso hoy comparto contigo estas pautas sencillas, para que cada día puedas enraizarte, recuperando tu centro y tu energía, liberándote del exceso de tensiones, en cualquier momento y lugar en donde estés.

groundingCuando usar estas pautas

Siempre que lo necesites. En medio de la rutina laboral. En situaciones desafiantes. Cuando alguien te dice algo que te hiere y quieres responder desde un lugar de mayor equilibrio. O cuando súbitamente recuerdas algo muy doloroso. O sencillamente cuando “no das mas” en la oficina y necesitas recuperar el aliento emocional.

Cómo usar estas pautas

En forma individual o combinando varias. Como pasos de un ritual. Eligiendo la que recuerdes o tengas a mano. Experimenta formas alternativas hasta quedarte con aquellas que mejor funcionen para ti. Recuerda que todos somos diferentes y estas prácticas impactan en forma diversa según la persona.

Las pautas

1. Coloca tus pies firmes en el suelo. Siente la planta de los pies. Si es posible, descálzate. Si no, imagina que estás pisando suelo natural (arena, tierra, césped). Tu cerebro hará el resto. La imaginación sensorial hace que nuestro cuerpo responda como si estuviéramos experimentando aquello que imaginamos.

2. Toma entre 8 y 10 respiraciones profundas sintiendo el aire penetrar por tu nariz y llenar tus pulmones. Es muy importante que prestes atención a las sensaciones de la piel al expandirse o ser tocada por el aire.

3. Siente el contacto de la ropa con tu cuerpo o la silla donde estás sentado.

4. Concéntrate en los sonidos o los aromas con toda tu atención. Intenta determinar su origen.

5. Recuerda quien eres y lo que estás haciendo. Di tu nombre (en voz alta o con tu pensamiento) y tu propósito. Por ejemplo, si fuera mi caso, ahora, diría: “me llamo Flavia Carrión, y mi propósito en este momento es compartir con mis lectores algunas pautas para enraizarse”.

6. Recuerda tu propósito a escala mayor, por ejemplo, los sueños y proyectos que inspiran tu vida.

7. Lávate las manos y la cara con agua fría. Siente ese contacto con el agua como una oportunidad para reiniciar la computadora interna y seguir adelante.

8. Toma un te, un café o come una barrita de cereal pero concentrándote en el sabor, absorbiendo su aroma, sintiendo su textura. Las nueces, almendras y semillas son enraizantes naturales. Opta por ellas.

9. Estira tus brazos hacia arriba, elongando. Imagina que son las ramas de un árbol intentando alcanzar el cielo.

grounding210. Golpea las plantas de tus pies contra el suelo. Nuestros ancestros bailaban danzas basadas en este movimiento. Ellos decían que los conectaba con la Tierra pero que además “despertaba el espíritu de las semillas por brotar”.

11. Si tienes un jardín o puedes acceder a un pedazo de suelo natural coloca tus pies allí. El intercambio iónico es determinante de nuestro estado de salud física, mental y emocional.

12. Frota tus manos una contra otra durante un minuto y luego coloca tus manos cerca de tu cara como aplicando una mascarilla de energía. Respira dentro de esa capa de energía.

13. Piensa en 3 cosas que puedas agradecer, 3 cosas valiosas, que iluminan tu vida. Pueden ser personas, situaciones, dones o la existencia misma. El agradecimiento es un maravilloso anclaje al presente, que nos permite expandirnos hacia la concreción de nuestros sueños.

Enraizarse es -sobre todo- volver a estar presentes.

Y en el presente, es donde se encuentra tu poder para crear una realidad mejor, para ti y para quienes amas.

No renuncies a ese derecho.

Flavia Carrión


Nuestros ancestros nos dejaron también pautas para mantener el orden energético, desarrollar nuestro poder personal y concretar nuestros proyectos,

porque sabían que solo cuando las personas se sienten completas y felices pueden hacer una contribución significativa al mundo en el que viven.

nueva portada

Te invitamos a aprender esas pautas y vivir la experiencia del regreso a la comunidad, y a una existencia mas saludable en el Taller de Chamanismo Integral.

Desde el 2003, el único entrenamiento en chamanismo que integra conocimientos de distintas fuentes para recuperar nuestra capacidad colectiva de crear un mundo mejor.

Mas información

http://www.espiritualidadnatural.com/chamanismo-integral

Mailescuela@espiritualidadnatural.com

Teléfono: 11 5979 6335

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cómo hacer una pausa terapeutica

overworkEn nuestra vida diaria constantemente estamos tratando de controlar:

  • Cometemos un error y ya estamos corriendo para resolverlo (o escondernos…)
  • Alguien dice algo que nos hiere y nos apuramos por responder, confrontar o disimular,
  • Un detalle dispara nuestros miedos y nos ponemos a planificar estrategias para evadir imaginarias situaciones terribles…

Vivimos inmersos en una frenética hiperactividad:

pensando, preocupándonos, operando nuestros dispositivos, comprando, descartando, reaccionando… sin parar!

niño enojado

Me pregunto…

¿Y si nos detenemos en el medio de esa locura y hacemos una pausa? 

Te puedo asegurar que el mundo no se detiene por que lo hagas.

Además, muchas cosas buenas suceden cuando hacemos una pausa: entendemos mejor lo que estamos sintiendo, escuchamos nuestra sabiduría interna y tomamos decisiones mas concientes.

Pero además, podemos disfrutar, cosa que habitualmente no hacemos ni siquiera cuando se trata de disfrutar.

Te doy un ejemplo:

Una persona vuelve de su trabajo, lleno de angustias y preocupaciones por diversas situaciones. En cuanto llega a su casa, solo quiere vaciar su mente de problemas y disfrutar de algo que lo distraiga.

Enciende el televisor, casi como un acto reflejo, un impulso automático.

Se arroja en el sillón con el control remoto en la mano y se sumerge en lo que la pantalla le ofrece: declaraciones políticas, accidentes de tránsito, chimentos de la farádula, confluctos y mas conflicto, tensiones y mas tensiones.

Mas de lo mismo.

¿Te resulta familiar el panorama?

Si pudiéramos hacer una pausa antes de encender el televisor, quizás escucharíamos hablar a nuestro sabio interno, que en realidad lo que quiere es que te des una ducha escuchando buena música o que salgas a jugar con tu perro…

Pero el problema es que no nos permitimos esas pausas. Sin embargo, es mas fácil de lo que parece. Solo tenemos que practicar.

respirar

Aqui te dejo unas sugerencias para empezar tu entrenamiento en “hacer pausas”. Tómalas como recetas para encontrar una paz terapéutica en medio de tanta locura.

1. Detente en cualquier momento del día -ahora mismo, por ejemplo- y respira prestando atención a tu respiración,

2. La próxima vez que alguien te diga algo, en lugar de responder inmediatamente, tomate unos segundos para reflexionar acerca de tu respuesta,

3. Cuando estés sintiendo una emoción fuerte haz una pausa antes de intentar hacer algo con ella y profundizala, para entender mejor tus necesidades,

4. Cuando estés atrapado por un miedo y esto te conduzca a imaginar cientos de estrategias diferentes, haz una pausa e intenta fluir. A veces, detrás de nuestros miedos mas grandes están las oportunidades mas extraordinarias.

5. Tómate una pausa de un día entero sin celular, o de inmersión en la Naturaleza, o de silencio. Estas pausas son tesoros de conciencia y energía.

Hacer una pausa es dejar de escaparle a la experiencia, para abrazar la vida con plenitud.

Flavia Carrión

Extraido de su columna en el programa “Todavia Podemos“, del 27 de julio de 2017

Para escuchar el programa sintoniza Radio Mente Libre, todos los miércoles a las 19:39 horas mentelibre.com.ar 

Para comunicarte con Flavia Carrión, escribe a fc@flaviacarrion.com.ar o ingresa a la pagina de la Escuela de Espiritualidad Natural 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Dia Fuera del Tiempo

Hoy es el dia “Fuera del Tiempo” según ese calendario sagrado que los mayas nos legaron y que Jaime y Jorgelina tan bellamente expresan en sus publicaciones, pero yo quería hacer un comentario desde mi vivencia personal.flavia estudiante

Esta mañana me desperté recordando esta foto, no se por que. Imagino que porque estoy recorriendo un proceso de sanación profunda de aquellos ancestros míos que trabajaron creando obras artísticas para transmitir un mensaje.

Desde hace un par de meses, estoy investigando lo que fueron sus vidas, y me encuentro con sus sueños y sus luchas, con sus esperanzas y sus desengaños.

Sincronicamente descubro que he transitado (y lo sigo haciendo) situaciones y experiencias muy similares a las suyas, sobre todo aquellas que tienen que ver con haber nacido con una sensibilidad intensa dentro de una sociedad aplastadora, que reprime, ignora o incluso malinterpreta a quienes no se rigen por los códigos consensuados.

Y pensé hoy, cuando me acordé que era 25 de julio:

“Ojalá el Día fuera del Tiempo pudiera ser también un día fuera del sistema vigente, un día libre de toda presión para aquellos que crean (creamos) con el corazón abierto y sin mas expectativa que ver manifestado el sueño de un mundo mejor.

Ojalá fuera un dia donde todos nos pongamos de acuerdo para que el Arte recupere su lugar sagrado en la comunidad y los artistas -en todas sus formas- puedan vivir de lo suyo sin necesidad de robarle horas al arte para ganar un sueldo haciendo algo que los ahoga.

Ojalá desaparezca la palabra “normal” para calificar a ciertas personas, dejando fuera a todos los demás.

Ojalá podamos regalarles a nuestros descendientes la oportunidad de que cuando le digan a sus mamás “cuando sea grande quiero ser escritor (o cantante, o bailarín, o poeta…)” ya nadie les diga “de eso te vas a morir de hambre”.

Ojalá sus compañeros de época sepan respetar sus obras, sin copiarlas a escondidas, y no se ensañen con ellos con las armas horribles de la envidia y la comparación.

Ojalá este dia Fuera del Tiempo despierte a cada artista que lee esto y le de la fuerza de mostrar al mundo todo lo que habita en su Ser.

Porque el mundo necesita menos políticos, menos conspiradores, menos jueces de la conducta ajena, menos personas frustradas, y -sobre todo- MAS ARTISTAS. ”

Feliz Dia fuera del Tiempo para todos.

Flavia Carrión

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pachamama

indiaYo soy Sedna, la diosa del mar,
la creadora de los inuit del Ártico
y entre los navajos soy la Mujer Cambiante,
diosa araña de la creación,
madre del Cielo y la Tierra.
Soy la Bisabuela Wakan de los sioux,
la Mujer Bisonte Blanco de los lakotas
y la Mujer del Peyote de los huicholes.
Soy Ixchel, la diosa luna de los mayas
y Tonacayohua, la diosa cielo de los totonacas.
Los mejicas me llamaban Señora de la Falda de Jade
y Señora de la Falda de Serpientes
porque producía la vida,
la muerte cíclica y la regeneración.
En Centroamérica, me han celebrado
bajo el nombre de Flor Emplumada,
la Estrella que humea en el bosque,
patrona del amor, la sexualidad,
los códices y las artes.
En Colombia soy Bauche,
la diosa serpiente creadora
en la laguna de Iguapé
y en las selvas soy Nunguí,
la fértil diosa que danza
en los campos de yuca
plantados por las mujeres jíbaros.
Los incas me llamaban Pachamama
y me reconocían en mis hijas:
Saramama, Cocamama,
Axomama, Coyamama y Sañumama.
Soy la Mujer Jaguar de los Andes
y la Jaguar Negra del Amazonas.
En las costas del Brasil y del Uruguay
me llaman Iemanjá, la diosa luna que emerge del mar.
Y para los tobas del Chaco paraguayo y argentino soy Aquehua,
la diosa sol que bajó a la tierra
para engendrar a los primeros seres humanos
y regresó al cielo para nutrir la vida.
Soy la Sirena del Paraná
y la Doncella de la Yerba Mate.
Entre los pampas soy la Llorona,
la Luz Mala de los huesos
y la Vieja vestida de Novia.
También he sido la Telesita
y la Difunta Correa.
Entre los araucanos soy el Espíritu del Pehuén,
la Diosa Madre de los mapuches.
Danzo, canto, profetizo y curo con las machis,
únicas sacerdotisas activas de esas tierras.
Y con máscaras sagradas
estuve danzando con las onas y yaganes
de la austral Tierras del Fuego.
Soy Muchas y Soy Una. Soy la Pachamama.

Analía Bernardo


Participa en nuestros encuentros en Celebración de la Pachamama, en agosto.

Suscríbete para conocer los puntos de encuentro este año:

http://shoutout.wix.com/so/aLGfhcVo

pacha nota copy

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

7 regalos de Amor a ti Mismo

amor a ti mismoHablamos siempre del Amor a Uno mismo, de lo importante que es brindarnos la compasión y el reconocimiento que a veces nos sobra para los demás y nos falta para nosotros.

Amarnos a nosotros mismos es precisamente “el” lugar donde empezar cualquier transformación, cualquier proyecto, por que sin él, todo intento quedaría empantanado o aparecerían obstáculos en nuestro camino. Situaciones cuyo objetivo -precisamente- es que descubramos que aun no nos hemos abrazado en amor incondicional hacia la persona que somos, en forma total.

¿Y cómo hacerlo?

Muy bien, aquí te acerco 7 regalos que puedes hacerte para amarte mas:

1. Regálate tiempo. Sacrificarte como un mártir sólo te conduce a construir una máscara que después es muy difícil quitarse. Dar sin recibir se convierte en una adicción y ya no se trata de una entrega amorosa. Sobre todo porque te daña. Para DAR en forma plena es necesario que tengas cubiertas tus necesidades de amor y energía, y de eso, solo puedes ocuparte tu mismo.

2. Regálate límites. Deja de permitir que te drenen de energía. Aléjate de quienes te hacen sentir inferior. No trates de complacer a todos. Si es necesario decir que “no”, ¿para que decir “si”?

3. Regálate espacio. Un rato diario de contemplación y reflexión, -en la compañía de ti mismo- es uno de los tesoros mas preciados que puedes ofrecerte. En ese rato puedes meditar, dibujar, escribir en tu diario o simplemente estar contigo. Conviértete en tu mejor amigo. Escúchate con sinceridad. Respondete con comprensión. Se tu aliado.

4. Regálate aprobación. Recuerda que la validación que otros hagan de ti es relativa y siempre inestable. Depende de muchos factores, sobre todo, del estado de conciencia en el que se encuentren esas personas, lo que necesiten “ver” para aprender, lo que proyecten de sus propios monstruos, en fin, muchos elementos que no tienen nada que ver con tu valor real.  

5. Regálate permiso para equivocarte. No te ataques ni critiques con ferocidad. Golpearte en la cabeza al grito de “eres un tonto” no te hará mejor persona ni te enseñará lo que el error vino a enseñarte. Solo te generará mas temor a fallar y te privará de las aventuras que te esperan si te atreves a ser tu mismo. La perfección, mi amigo, es una ficción.

6. Regálate la alegría de ser único. No te compares. La comparación es uno de los venenos mas efectivos y rápidos de nuestros sueños. El Gran Misterio nos hizo únicos, como copos de nieve, irrepetibles. Si te comparas pierdes la gran oportunidad de ser tu mismo y brindar aquello que ningún otro ser en el Cosmos puede ofrecer al mundo.

7. Regálate la libertad de no dar explicaciones. Si quieres expresar tus propósitos a quienes amas, es un hermoso gesto, pero ¿realmente es necesario explicarle a todos por que tomaste una u otra decisión? Nadie te está juzgando, y si hay alguien que lo está haciendo, no es una persona que te haga bien tener cerca, así que no te preocupes. Lo mas importante es que estés de acuerdo contigo mismo, y mas allá de errores o tropiezos, siempre estés dispuesto a empezar de nuevo.

Hasta pronto,

Flavia Carrión


APRENDE A DISTANCIA LAS TÉCNICAS DE TRABAJO INTERNO DE LA SABIDURÍA ANCESTRAL

sahumadora-mano

  • Sin horarios
  • Sin asistencias
  • Sin fechas límite
  • Con devoluciones permanentes de los instructores durante todo el Curso

http://www.espiritualidadnatural.com/distancia-chamanismo

escuela@espiritualidadnatural.com

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

El código de la Sabiduría Ancestral para un consumo responsable

cosecha sagradaLos humanos estamos empezando a entender que los animales no son cosas, sino que sienten y son nuestros parientes.

Para muchos, esta conciencia se ha convertido en cambios en su dieta y hábitos, pero mientras muchos han dejado de comer carne, o derivados de animales, hay cada vez mas personas que se sienten culpables al arrancar un tomate u otros frutos de su planta, debido a que ellas también sienten.

Muchas veces me preguntan: ¿Cómo llevaban esto los antiguos, aquellos que vivían inmersos en la Naturaleza? 

Como los seres humanos no hacemos fotosíntesis, estamos diseñados para alimentarnos de otros seres vivos, y esto lo observaron con mucha atención los pueblos ancestrales.

Entendiendo que no somos superiores sino equivalentes en el circuito de la energía colectiva del planeta, desarrollaron formas de comportamiento que honraran a aquellos cuya vida nos alimenta: códigos para el consumo.

DSC01312+copy

Todo ser que nos alimenta merece nuestro agradecimiento y este se expresa en reciprocidad.

Creo que mas allá de las decisiones personales acerca de que comer, o de los intentos que hagamos como miembros de esta sociedad para erradicar las formas crueles que utilizamos para proveernos de alimento, hay algo que es fundamental, básico y urgente para hacer y es recuperar el código de conducta de la reciprocidad, la ley que sostiene la armonía en el circuito de la vida, e incluirlo en nuestras decisiones a la hora de consumir.

Reciprocidad es: intercambio justo entre la Tierra y los humanos. Es un conjunto de pautas a tener en cuenta, tanto en la huerta como en el supermercado, y es éste:

  1. Pide permiso a aquellos cuyas vidas van a alimentarte, ya sean plantas, animales o semillas. Escucha la respuesta;
  2. Nunca tomes el primero. Nunca tomes el ultimo;
  3. Recoge tu alimento de tal forma que hagas el menor daño posible;
  4. Toma solo lo que necesites y deja el resto para los demás;
  5. Usa todo lo que tomes;
  6. Toma solo lo que te es dado;
  7. Comparte de la misma manera que la Tierra ha compartido contigo;
  8. Se agradecido;
  9. Entrega un regalo en reciprocidad;
  10. Sostén a aquellos que te sostienen y la Tierra sobrevivirá.
Incluso en el supermercado se puede hacer una pausa antes de consumir y agradecer lo que estamos recibiendo.

Incluso en el supermercado se puede hacer una pausa antes de consumir y agradecer lo que estamos recibiendo.

En una sociedad que nos insta permanentemente a consumir, es saludable hacer una pausa y preguntarnos:

¿Qué puedo dar a cambio de esto que estoy tomando?

¿Qué puedo entregar a la Tierra en reciprocidad ante todo lo que me regala diariamente: el aire, la belleza, la medicina de sus plantas, el alimento, la compañía de otros seres?

Y dar no necesariamente implica pagar algo. Se puede dar en reciprocidad de muchas maneras. Te propongo las siguientes:

  • Agradeciendo,
  • Haciendo ceremonia,
  • Defendiendo las reservas naturales,
  • Instando a los gobiernos a cambiar las leyes en el tratamiento de los animales y sus espacios,
  • Haciendo arte,
  • Armando huertos en los lugares en desuso,
  • Educando a nuestros niños en una conciencia natural,
  • Plantando árboles y plantas nuevos,
  • Aceptando las posturas de las personas que piensan diferente,
  • Reduciendo el impacto de los residuos,
  • Contaminando menos,
  • Dejando de ser carne del sistema de consumo….

En fin, tenemos muchas formas de reciprocidad con la Tierra. No importa cual elijas, pero te dejo una sugerencia práctica para estos tiempos de urgencias que vivimos: cada mañana, agradece lo que vas a recibir y cada noche, pregúntate ¿Qué di hoy a la Tierra, en reciprocidad a lo que ella generosamente me ha dado? 

plantar

…y si plantáramos la cantidad de árboles que fue necesario talar para brindarnos la madera que hemos utilizado a lo largo de nuestra vida…?

Y así, estaremos en camino a crear un mundo donde la regla fundamental vuelva a ser “Mitakuye Oyasin”, “todos somos parientes”, un mundo justo y sustentable para Todos los Seres. 

Flavia Carrión

fc@flaviacarrion.com.ar


Suscríbete a nuestro newsletter: 

http://shoutout.wix.com/so/aLGfhcVo

Publicado en Sin categoría | 1 comentario