Tu agenda para el día de hoy: Ser feliz.

Suelo encontrar maestros por todas partes. Seguramente porque necesito aprender mucho. Como todos los que estamos aquí.

Ayer volvíamos desde el pueblo a casa y como suele suceder, conversábamos con el chofer del taxi.

En casos así, siempre se repite un mismo patrón. En general les asombra que vivamos tan apartados del mundo, pero también sueñan ellos con una forma de vida natural. Algunos añoran las tierras donde nacieron, mas puras, mas sanas que la gran ciudad. Otros desearían vivir mas cerca de la Naturaleza por la paz interior que brinda, por el verde y la luz.

Pero nadie se atreve a hacerlo -nos dicen- y motivos les sobran: falta de dinero, miedo al cambio, hijos pequeños, costumbre, cercanía de la familia, o sencillamente, la fuerza del “no puedo” que termina dominando al sueño.

En cambio ayer, este hombre, Alfredo, nos sorprendió.

Estoy mudándome al sur– nos dijo. Se notaba que la alegría y la anticipación del suceso lo alimentaban de felicidad.

Nos contó su historia. Cómo llegó hace mas de 40 años desde un país vecino. Los diversos trabajos que tuvo, sus esfuerzos por salir adelante. Su mujer, sus hijos, su pasión por la pesca y por el rock sinfónico.

Ya tomó la decisión: vende su casita en la ciudad y se compra una chacra chiquita en Valle Hermoso, cerca de un lago.

Siempre quiso hacerlo, pero ahora, la vida, le ofrece la oportunidad perfecta:

– Es que mi mujer tiene cáncer de hueso y la oncóloga le dijo que aproveche para hacer todo lo que quiera hacer porque en cualquier momento la enfermedad hace un “click” y se acelera. Así que, ¿para que esperar? Hoy tengo cerca a la persona que amo, hoy podemos disfrutar. Mañana, la voy a tener en el corazón, siempre, pero ya no va a estar conmigo para compartir cosas. Los chicos ya están grandes. La plata, va y viene. Todo se resuelve. Ella quiere despertarse escuchando los pájaros, yo también. Respirar aire limpio. Levantarme y ver agua, agua… Es como una segunda luna de miel a los 65 años. Una oportunidad para ser felices, el tiempo que sea.-

Alfredo no lo sabe, pero es un gran maestro.

Obtuvo esa maestría cuando supo de la enfermedad de su mujer y en lugar de hundirse en la desesperación o negar la situación resolvió darle a ese evento la categoría de “oportunidad”.

En su libre elección de la felicidad mas allá de creencias, miedos o hábitos, reside su maestría.

Todos atravesamos situaciones críticas. Afortunadamente no todas tan críticas como una enfermedad terminal.

Sin embargo, no siempre sabemos aprovecharlas para dar giros significativos. Sacar el piloto automático y retomar el comando manual de nuestras circunstancias.

En el fondo, a todos nos espera un último día, mas pronto o mas tarde.

La vida es ahora, como dice Alfredo.

Hoy podemos elegir vivir de tal manera que cada día sea felicidad.

Por el tiempo que sea…

Flavia Carrion

flaviacarrion@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Tu agenda para el día de hoy: Ser feliz.

  1. Patricia dijo:

    “Casualmente” recien escuchaba en la radio a Virginia Gawel, que es una sicologa transpersonal, hablando de que todos podemos ser inspiradores o maestros de alguien, un poco como homenaje a Eduardo Galeano, y abro el face y leo esto. Maravillosa coincidencia, que invita a pensar en cuantas veces consideramos a alguien menos “algo” (culto, inteligente, habilidoso,…) y no le damos importancia, y puede tener una historia de vida que nos sirva de ejemplo o de motivacion. Que bueno que exista gente tan magnifica y sencilla a la vez, como ella y ustedes, que comparten estas historias. Sin duda, hay esperanzas. Abrazo, y gracias!

  2. Angeles dijo:

    Asi es un gran maestro. Es el aquí y ahora, sino cuándo. Muchas gracias por compartir!!!

  3. Victoria dijo:

    maravilloso que alguien haya decidido dar el giro en circunstancias tan dificiles. una enseñanza más en el camino. agradecida!

  4. Silvia dijo:

    ASi es Flavia, enocntramos maestros todos los dias en todo momento , y muchas veces no somos concientes de nuestras propias maestrìas!!! Nos enseñaron a tener las paredes llenas de titulo y diplomas y nos alejaron del alma. Hoy nos estamos acercando de nuevo… gracias por compartir tu experiencia…

  5. Cecilia dijo:

    que hermosa historia!!! Y que cierto!!! Gracias por compartirla!! Me encantó!!! Me movilizó un montón!!! Gracias!!!!

  6. silvia C. dijo:

    bellisima enseñanza…., y tal vez con el cambio de significado de sus vidas…….la enfermedad no sea “terminal”…….en definitiva…. terminales somos todos…..
    Gcias por compartirla….

    • Anna dijo:

      Qué hermosa esta historia, y que bellos los comentarios también! Me ha llegado muy hondo,y me ha hecho pensar..en qué es lo que hoy tengo cerca, lo que puedo tener ahora y mañana quizá no esté….y me ha gustado mucho el comentario de Silvia, no me había parado a pensarlo pero sí, enfocada así una enfermedad no es tal, y terminales somos todos,..los términos que usamos para las enfermedades son más estrechos que la visión que podemos tener de ellas si las vivimos como oportunidades y experiencias.
      Gran maestro este hombre, y gracias Flavia por compartir

  7. Florencia Verlatsky dijo:

    y, quién sabe, tal vez la mujer de Alfredo no se muere nada, por vivir feliz con su marido tb feliz, haciendo lo que anhelan en su lugar-en-el-mundo…

  8. SELVA dijo:

    Pienso porque hacemos difícil las cosas ?? y actuamos cuando estamos , ahí , tocando fondo Creo que tenemos tantos miedos, especialmente , al fracaso , que nos paralizamos. y cual es el problema de fracasar ??? sería ( como la canción de Lerner ..Volver a empezar ..solo eso. La historia de ALfredo fue una gran lección y me pegó en lo más profundo Gracias Flavia por ser tan buena comunicadora Abrazosssss

  9. RosaInes dijo:

    gracias Flavia
    siempre en algún momento nos encontramos con alguien que nos dá mensaje…. una enseñanza…… y cuando la percibimos nos deja una sonrisa…. Son ángeles que nos muestran el camino…..
    beso

  10. trinidad dijo:

    Vivir el presente.sonreí,mientras leía. Me emocioné y me quedo esa sensación linda.suspire soltando todo lo que no fuera este presente…gracias por el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>