COMO DAR CONTINUIDAD A LOS CAMBIOS

¿Cuantas veces te ha sucedido que tomas una decisión de cambiar algo, empiezas con toda la energía y la convicción, pero al poco tiempo sucede algo que impide que le des continuidad a ese propósito?

A ver, por ejemplo: empezamos una dieta o un programa de ejercicios físicos, o decidimos instalar el hábito saludable de meditar cada día. Lo seguimos un día, dos, o quizás hasta una semana, pero de pronto, algo sucede y lo suspendemos.

Hacemos una excepción por una vez, faltamos a una clase o salteamos una meditación, y de pronto todo parece desbarrancarse, el entusiasmo se derrumba y volvemos atrás varios casilleros, como en el juego de la oca.

Nuestro parásito mental puede que diga: «Lo sabía! No eres capaz de mantener el rumbo.»

Después, recomenzar se hace mas difícil, porque al desafío que de por si implica cambiar, le tenemos que sumar la frustración que nos produce haber fracasado en los intentos anteriores, y todo se vuelve muy cuesta arriba.

A mi también me ha sucedido y estas son algunas de las ideas a las que llegué después de un tiempo y que me sirvieron para evitar entrar en el pantano de la frustración y la postergación:

1. Ser mas flexibles con nosotros mismos, dejar de lado al hiriente crítico interno.

2. Moderar nuestras expectativas con respecto al resultado: el cambio que intentamos, no nos traerá -por sí solo- la felicidad que imaginamos,

3. Aceptar las oscilaciones del proceso de cambio como condición inevitable: algunos días definitivamente no tendremos ganas de continuar, tomemos esos momentos como recreos pero no los carguemos de culpa ni los tomemos como finales,

4. Hacer un buen registro de todo lo que hemos cambiado en nuestro pasado: las metas de cambio que ya cumplimos se convierten así en «hitos» que impulsan los nuevos cambios que intentamos desarrollar,

5. Dejar de esperar que llegue «el día después», es decir, cuando el cambio esté «logrado»: disfrutar de la aventura de ir descubriendo quienes somos a través del proceso de cambio,

6. Conseguir un «compañero de juego»: esto es, una persona que esté al tanto de lo que estamos intentando cambiar y que nos ayude a vernos mejor a nosotros mismos durante el proceso, empujándonos amorosamente cuando nos dejamos estar y estimulándonos cuando avanzamos,

7. Usar el sentido del humor. Cuanto mas podamos reirnos de nosotros mismos, mas fácil será encontrar la energía que necesitamos para el cambio saludable que estamos realizando en nosotros.

Recuerda: el cambio comienza en el momento mismo en que tomas la decisión de hacerlo. Por mucho que te demores, atrases o desvíes de la senda por un tiempo, tarde o temprano, el alma encontrará su rumbo nuevamente.

Disfruta la existencia!

Flavia Carrión

contacto@flaviacarrion.com.ar 


Si deseas detener el efecto del «parásito mental» que condiciona yTapa Final chico copy limita, te invitamos a conocer el nuevo libro de Flavia Carrión: «Fuera de mi cabeza! Una guia para liberarnos del parásito mental».

Puedes ponerte en contacto con nosotros para adquirirlo.

contacto@flaviacarrion.com.ar 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a COMO DAR CONTINUIDAD A LOS CAMBIOS

  1. cecilia magnoli dijo:

    Hermoso Flavia y muy pero muy útil y sabio!!!
    Me viene como anillo al dedo…Y empezaré a tener estas ideas muy en cuenta para poder sostener y disfrutar los procesos de cambio a los que estoy apostando!
    Gracias, gracias y gracias !!!!!!!!! :)

    Abrazo inmenso

    Cecilia

  2. Edith dijo:

    Realmente muy sabio y en especial para mi ahora que decidi hacer cambios y estoy ahi aterrada en seguir adelante!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>