Semillas de Amor

semillasDesde una bolsita pequeña salieron, una a una.

Tan pequeñas ellas, también. Tan frágiles.

Parecía que la mas leve brisa podía arrebatarlas de mi mano en cualquier momento.

De mi mano fueron a la tierra de pequeños almácigos. Fondos de botellas plásticas, tarritos de yoghurt, cualquier envase que les sirviera de humilde pero protectora cuna.

Nos dijeron que algunas especies no iban a brotar en verano pero no quisimos esperar a la primavera siguiente, así que lo intentamos.

Con el descaro y la inconciencia del verdadero amor.

Les regamos ese suelito mínimo en donde vivían. Las pusimos al sol, a la sombra, a la lluvia o al reparo según marcasen los tiempos locos de la Madre Naturaleza y sus jugueteos imprevistos.

Una mañana vimos asomar tímidamente sus primeras hojas.

Sentimos ese asomar tan nuestro! Como si fuera de nuestro corazón que brotaran las hojas.

Suaves, tan delicadas, tan valientes.

Este es un verano duro, áspero, pero ellas se atrevieron, porque su instinto vegetal les dice que aquí afuera, en el mundo arriba del suelo, hay aventuras mágicas para experimentar.

Un día fueron lo bastante fuertes como para mudarse al huerto, junto a otras plantas, mayorcitas, ya grandes, de tallos fuertes y hojas anchas para darles sombra y compartir la sabiduría de su experiencia.

Y con cierta nostalgia las dejamos ahí, sabiendo que a partir de entonces tenían que demostrarse a sí mismas “de que estaban hechas”, participando en el juego de la vida con todas sus fuerzas, enraizandose con tenacidad y soportando el agua torrencial o el sol ardiente.

Luego de unos días de ausencia volvimos al campo y las encontramos: fuertes, lozanas, creciendo decididamente. Mostrándonos con orgullo que pudieron superar el desafío de las tormentas y del frío “ellas solitas“.

No hay duda de que el suelo de nuestra tierra es bueno y fértil, y que produce semillas resistentes y firmes.

Pero también es cierto que lo que se siembra con amor tiene una dosis extra de poder y energía.

Esto es exactamente lo que sintió el Gran Espíritu cuando dejó en tu alma la semilla de tu propósito sagrado.

Nunca te olvides que desde su confianza infinita sabe que tus sueños pueden florecer. Porque tu corazón es “buena tierra”, y porque todo lo que hagas con amor- no importa cuan desatinado parezca- posee la magia de superar cualquier desafío que los locos tiempos de la existencia puedan presentarte.

Flavia Carrión.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Semillas de Amor

  1. Ely dijo:

    Hermosa experiencia que demuestra que la confianza unida al trabajo con amor puede hacer florecer lo que creíamos imposible. Cariños.

  2. María Inés Escobar dijo:

    Flavia hermosa!!! acabo de leer tu mensaje por segunda vez, y estoy hecha “un mocoto vivo” frente a la compu, emocionada y conmocionada con tu relato, sintiendo, una vez más el AMOR en su máxima expresión. Lo que somos capaces de lograr es infinito, en este caso la dedicación amorosa con que asistieron a las semillas y la infinita generosidad de la PACHAMAMA dió sus frutos, como cada vez que se encuentran el AMOR Y DEDICACIÓN. Cuando relatas el momento en que hubo que trasplantarlas de sus “cunitas iniciales”, sentí la misma valentía que el día en que mis hijos se fueron de casa, para escribir sus propias historias, la misma valentía, el mismo amor y el mismo orgullo!!! Gracias Flavia! una vez más!!!

  3. nur campbell dijo:

    Muy bello lo que escribiste. Desde el comienzo de tu relato me hiciste pensar en nosotros, las personas y en nuestro transito por el mundo, en el momento en que tenemos que empezar a valernos por nosotros mismos, y en los momentos de crisis, cuando a pesar de las circunstancias tenemos que desplegar todos nuestros recursos para seguir adelante y crecer. Un gran abrazo

  4. Jorgelina Frangella dijo:

    Que lindo es recordar que somos semillas del Gran Espiritu aqui en la Tierra!
    Muchas gracias Flavia!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>